La presidenta madrileña Esperanza Aguirre presentó un plan para la integración de los inmigrantes

000, el 15,3 por ciento de la población total.
Aguirre hizo este anuncio durante la presentación del Plan de Integración 2006-2008, que estará dotado con un presupuesto de 4.417 millones de euros, y que quiere promover la “plena” inserción de los inmigrantes. La presidenta autonómica, que estuvo acompañada por la consejera de Inmigración de la Comunidad, Lucía Figar, recordó que la Constitución prevé ese derecho a los extranjeros si existe un tratado de reciprocidad con sus países de origen. Por ello, anunció que va a instar al Gobierno a negociar estos tratados bilaterales con los países de donde proceden los “madrileños inmigrantes”, como los llamó Aguirre, para que adquieran el “derecho cívico” de ejercer el voto en las elecciones municipales. Entre las medidas que incluye el plan, se encuentran la creación de 120 plazas de mediadores y monitores para reforzar el apoyo escolar a los menores extranjeros y la apertura de 45 aulas de enlace, que se sumarán a las 200 ya existentes.