La mujer y la hija pequeña de Obama pasarán cuatro días en la Costa del Sol

Se hospedarán a partir de mañana en el Hotel Villa Padierna de Benahavís

Se trata del Hotel Villa Padierna, propiedad del empresario Ricardo Arranz y que actualmente gestiona la cadena internacional Ritz-Carlton.

La empresa de marketing Oak Power Comunicación auguró que la visita de Michelle Obama generará 50.000 impactos en más de 8.000 medios de comunicación internacionales con un valor estimado de 800 millones de euros. Los datos, insertos en una nota de prensa, hablan de más de 2.000 periódicos y 600 televisiones con los ojos puestos en la Costa del Sol. Pero, desde luego, a nadie se le escapa que este viaje huele a dólares.

La visita de Michelle Obama y su hija ha generado una cierta disputa territorial por la misma. La Junta habla de que la estancia es en Andalucía y trata de que madre e hija paseen por otras provincias; los municipios turísticos insisten en que la visita es a la Costa del Sol; Benahavís recuerda que su término municipal acoge el hotel y este prefiere acogerse al tirón internacional de la marca Marbella. Desde el PP defienden que la primera dama se ha fijado en la ciudad gracias al esfuerzo de la alcaldesa por recuperar la normalidad política. Estepona (PSOE) también se ha subido al carro adornando la carretera de acceso al establecimiento con banderolas que recuerdan que esa vía pertenece a sus lindes.