La Junta se acoge al mecanismo del Gobierno para agilizar el pago a los proveedores

Elabora el Plan de Ajuste que deberá estar listo antes del 30 de abril

José Antonio de Santiago-Juárez.

Según informó el consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, con esta aprobación se da el primer paso para agilizar el abono de la deuda pendiente con las empresas que han contratado obras, suministros o servicios con la Administración.    La Junta ha decidido acogerse a este sistema porque supone una inyección inmediata de recursos en un momento en que las autonomías se enfrentan a especiales dificultades para acceder al crédito.
El principal requisito para acceder al préstamo es presentar un plan de ajuste antes del 30 de abril, que será público y está siendo elaborado por la Junta de Castilla y León siguiendo las instrucciones marcadas por la Secretaría del Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Ese documento incluirá la descripción y el calendario de aplicación de las medidas para garantizar el cumplimiento del objetivo de estabilidad del año 2012 y siguientes. Así, detallará las fases de la reestructuración del sector público autonómico y las acciones para limitar o rebajar los gastos de sus órganos de dirección y administración; las reformas estructurales para fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo; las iniciativas para reducir cargas burocráticas a ciudadanos y empresas y el ahorro que suponen; y una previsión de ingresos corrientes ligada a las estimaciones oficiales de evolución del PIB y a los recursos obtenidos entre 2009 y 2011.
Los presupuestos regionales a mediados de abril
El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, avanzó que el Ejecutivo autonómico prevé aprobar en la segunda quincena de abril los Presupuestos de la Comunidad, después de que se conozcan cómo afectan los ajustes del Gobierno en las cuentas. En este sentido, manifestó que “parece sensato” que el blindaje de los servicios públicos esenciales acompañe al presupuesto de este año. De Santiago-Juárez mantuvo que la calidad de la educación, sanidad y servicios sociales es una prioridad y se reflejará en las cuentas y recordó que la Ley de Medidas aprobó la aplicación del céntimo sanitario y la recaudación del Impuesto de Patrimonio para sufragar la asistencia sanitaria y la renta garantizada de ciudadanía.
En cuanto al pacto del blindaje de los servicios públicos explicó que no han dejado de trabajar desde el pasado septiembre y se mostró convencido de que van a cumplir con el objetivo marcado de cerrar un acuerdo político y social para mantener la calidad de éstos.