Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior

La Junta denuncia que el trato que recibe del Gobierno central afecta a la atención a los emigrantes

Félix Colsa exige en el pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior el Padrón de Residentes en el Extranjero para mejorar las políticas a este colectivo

Félix Colsa, durante su intervención ante el pleno del CGCEE en Madrid.

Félix Colsa estructuró su intervención ante el órgano de consulta de las políticas de emigración de la Administración española en estos dos ejes fundamentales: las actuaciones de la Junta en beneficio de los castellanos y leoneses residentes en el exterior y la actuación del Gobierno central respecto a las Comunidades Autónomas. El director general de Políticas Migratorias y Cooperación al Desarrollo hizo una clara apuesta por la cooperación entre las distintas administraciones (central, autonómica y local) para un mejor y mayor aprovechamiento de los recursos públicos.
Colsa demostró con ejemplos la actitud de coordinación y complementariedad del Ejecutivo autonómico con las entidades locales, mediante la firma de convenios con las diputaciones y los ayuntamientos para acciones como los programas Añoranza y Raíces, e incluso con gobiernos de otras comunidades autónomas, como el caso de la Xunta de Galicia, con un protocolo general de colaboración que incluye un capítulo especial para la emigración con el objetivo de optimizar los recursos; es el caso del uso común de sedes, por ejemplo. De hecho, la propia directora general de la Ciudadanía Española en el Exterior, Pilar Pin, en declaraciones a los medios de comunicación alabó a la Junta de Castilla y León como “un ejemplo de cooperación institucional”.
Desde el año 2007
Colsa, sin embargo, denunció el trato recibido por el Gobierno central que impide a la Junta mejorar la atención y protección a los castellanos y leoneses en el exterior, de la forma más eficaz y eficiente. Y se refirió expresamente a la actitud del Ejecutivo de Zapatero negando a la Comunidad Autónoma los datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE). El representante del Gobierno autonómico repasó el largo proceso que ha tenido que afrontar la Comunidad desde el año 2007 para exigir estos datos que a día de hoy sigue sin tener; desde solicitudes a todos los organismos implicados hasta tener que llegar a una proposición no de ley de las Cortes de Castilla y León pidiendo la colaboración del Ejecutivo central.
Y después de todo esto, Colsa indicó que no ha habido ninguna respuesta afirmativa, se han dilatado en el tiempo las contestaciones amparándose en sucesivas consultas y la Junta ha tenido que reiterar en el pleno del CGCEE que se pongan a su disposición estos datos. Colsa añadió que esta falta de colaboración ha afectado a la puesta en práctica de actuaciones del Gobierno regional destinadas a los residentes en el exterior, como la Tarjeta del Emigrante Castellano y Leonés.
El director general de Políticas Migratorias y Cooperación al Desarrollo aseguró que la Junta va a crear su propia base de datos de emigrantes y que la cederá a cualquier Administración que se la solicite.

La Ley regional de la Ciudadanía en el Exterior

Félix Colsa resaltó el impulso y avance extraordinarios de la política de la Junta a los emigrantes para alcanzar la plena equiparación con los castellanos y leoneses residentes en la Comunidad y citó como ejemplos de ello actuaciones como el Consejo de la Emigración de Castilla y León, el Plan de apoyo a este colectivo -dotado con cerca de 22.500.000 euros hasta 2012-, el impulso a las casas regionales, la Fundación para la Ciudadanía en el Exterior, la Tarjeta Salud y el convenio con el Hospital Español de Buenos Aires y la Ley de la Ciudadanía en el Exterior, de la que anunció su aprobación  en esta legislatura.