La Junta comprome en los primeros siete meses del año el 87% del presupuesto de 2010

La cifra en término absolutos alcanza los 7.544 millones de euros

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, en una reunión.

El gasto comprometido en trasferencias de capital alcanza el 64,44 por ciento del crédito actual previsto y en inversiones reales, el 74,09 por ciento, según el último estado de ejecución con fecha 31 de julio.
Respecto a los capítulos presupuestarios, los gastos de inversiones reales son los que “mejoran significativamente” su porcentaje de ejecución, según indicaron fuentes del Ejecutivo autonómico. A esta fecha ya se ha comprometido el 74,09 por ciento, más de dos puntos y medio respecto al pasado ejercicio (71,48 por ciento), en coherencia con el impulso de la inversión pública productiva ya iniciada en 2008. Los datos se enmarcan dentro del compromiso de mantener este tipo de actuaciones durante este ejercicio, año en el que se ejecutarán 560 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros a través de proyectos que lleven a cabo las empresas públicas, sin rescindir ningún contrato de obra pública.
Así, los gastos de personal se ejecutaron al 90,54 por ciento, una cifra ligeramente superior a la del ejercicio de 2009, cuando se situó en el 90,31 por ciento. El porcentaje referido a los gastos corrientes en bienes y servicios también fue mayor en un punto, ya que alcanzó el 77,62 por ciento, frente al 76,4 por ciento, mientras los financieros cayeron desde el 6,08 por ciento de hace 12 meses hasta el 1,51 por ciento.
Desde la vertiente de las obligaciones reconocidas, las cifras muestran una ejecución de dos puntos y medio por debajo de la del año anterior, lo que refleja el efecto del plan de contención del gasto ahorro de la Administración de la Comunidad, cuyas últimas medidas de austeridad están recogidas en el acuerdo de la Junta de Castilla y León aprobado el pasado 1 de julio. En lo que respecta a la materialización de los pagos, la Administración General de la Comunidad sigue siendo una “buena pagadora”, ya que la ejecución superó en casi más de un punto a la del mismo periodo del año anterior.
“El buen ritmo de ejecución del presupuesto de enero a julio hace pensar que las cuentas de 2010 serán ejecutados también a un nivel adecuado”, aseguraron fuentes del Ejecutivo autonómico. En 2009 la ejecución del presupuesto total de de gastos ascendió al 98 por ciento, una cifra “elevada y similar” a la de ejercicios anteriores. “Con unos porcentajes de ejecución, que desde 1997 superan el 95 por ciento, Castilla y León se ha consolidado como una de las comunidades autónomas que mejor gestiona sus cuentas”, concluyeron.