La jueza considera que alejar el Prestige de la costa no agravó la catástrofe

Retira la imputación del ex director de la Marina Mercante José Luis López-Sors

Sin embargo, sí mantiene la imputación del capitán del barco, Apostolos Mangouras; del jefe de máquinas, Argyropoulos Nikolaos; y del primer oficial, Irineo Maloto; por delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente y desobediencia. En la causa hay más de mil personados, que ejercen la acusación particular, y la asociación Nunca Máis ya anunció un recurso contra esta exculpación del cargo del Ministerio de Fomento.
El petrolero, un monocasco de 26 años que naufragó frente a las costas gallegas con 77.000 toneladas de fuel y, tras ser alejado, se partió en dos esparciendo parte de su contenido, estaba en muy mal estado, tal como recoge la jueza, y esa fue la causa de la catástrofe de la costa gallega. Señala que la actuación de López-Sors fue prudente dadas las circunstancias y que un Gobierno no está obligado a dirigir un barco a un puerto refugio, con lo que se actuó de forma correcta y cumpliendo el protocolo.
El secretario xeral del PP de Galicia, Alfonso Rueda, señaló que la instrucción “pone a cada uno en su sitio” y deja claro que el suceso tuvo su origen en el mal estado del barco. Añade que se pone de manifiesto que la actuación de los técnicos que participaron en el dispositivo fue la correcta, al recomendar alejar el barco de la costa gallega.
Por su parte, el secretario de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán, respecto al análisis del PP del auto, indicó que es una “desfachatez” que el PP “pretenda tapar con los legajos de una sentencia los miles de toneladas de chapapote que durante meses anegaron la costa gallega y la costa cantábrica”.