La Generalitat reduce a 200.000 euros las ayudas a los Centros Valencianos en el Exterior

124.900 euros para actividades y 90.000 para mejoras en las sedes

A pesar de que en la resolución de la convocatoria de ayudas publicada el pasado 1 de febrero de 2012 remitía a las líneas presupuestarias que en el proyecto de Presupuestos para 2012 establecía unas ayudas de 225.000 euros para actividades y gastos de funcionamiento y 169.280 euros para mejoras en las sedes, finalmente y debido a la situación económica actual se han visto reducidas a 124.900 euros y 90.000 euros respectivamente.

Según puso de manifiesto, el director general las subvenciones van dirigidas a la organización de programas de asistencia social dirigidos a emigrantes valencianos que se encuentren en situaciones de necesidad, organización de actividades culturales y para la difusión de la cultura de la Comunitat Valenciana. La cantidad total destinada a este fin ascenderá a 124.900 euros.

Asimismo, los CEVEX contarán con subvenciones, por un importe total de 90.000 euros, para la creación, modernización o actualización de las sedes y las instalaciones de los centros.

El director general de Participación Ciudadana, Rubén Cortés, ha destacado que «el Consell mantiene su apoyo a los valencianos que residen fuera de nuestra comunidad porque es importante conservar los lazos que les unen son su tierra, pero, también, para fomentar la cultura y las tradiciones valencianas fuera de nuestro territorio».

Cortés ha indicado, por otro lado, que «si bien en esta edición se mantiene el programa el «Avión Fallero», que llega a su vigésima edición, la política de ajustes del Consell nos ha llevado a posponer temporalmente los programas «Volver» y «Conoce tu comunidad», que permitían la visita a nuestra comunidad de los jóvenes que no conocían la tierra de sus padres y abuelos y de aquellos que no habían regresado en 25 años. Esto va a suponer un ahorro de cerca de 200.000 euros»

El director general ha recordado que «el pasado año, un total de 43 CEVEX se beneficiaron de las ayudas destinadas a costear sus actividades y programas, mientras que 20 de estos centros recibieron, a su vez, financiación para la amortización de sus hipotecas o la modernización de sus sedes».