La fortuna sonríe al Madrid

Primera División

El Celta, que debió acabar con un gol más, fue mejor que un grupo que sólo le superó en pegada (1-2). Los gallegos tuvieron a los blancos KO, gozaron de muchas ocasiones pero la luz de su delantera se apagó una y otra vez delante de Casillas.
Y es que el Real Madrid vuelve a ser el mismo de hace unos años. Un equipo con grandísima pegada, al que le bastan dos o tres llegadas para hacerse con un partido. Pero está claro que el resultado de esta forma de jugar es pobre ya que para las grandes citas se necesita algo más, y no sólo la pegada al final y la fortuna de que el árbitro no dé por válido un gol claro al equipo contrario.
El Barcelona apenas se resintió del resbalón copero en Zaragoza. Le bastó con un zarpazo de Giuly en la primera parte y dos vertiginosas acciones de un Messi extramotivado, que ya suma cinco goles en Liga, para llevarse la victoria ante el Mallorca por 0-3. Los de Rijkaard amplían su ventaja sobre el segundo tras los tropiezos de Osasuna y Valencia.
Salió Lionel Messi y destrozó a un Real Mallorca que acababa de quedarse con 10 hombres por la expulsión de Tuzzio. Un equipo local muy débil a pesar de sus esfuerzos y de unos primeros 15 minutos de coraje. Ya lo dice la clasificación, que casi nunca miente.
El Atlético comienza a respirar con solvencia en la Liga. Los rojiblancos lograron ante el Deportivo, uno de los mejores equipos a domicilio, su segunda victoria consecutiva (3-2) gracias a los goles de Maxi Rodríguez, en dos ocasiones, y Antonio López, confirmando una recuperación evidente a las órdenes de Pepe Murcia.
Hasta el último segundo, sufridor, pero al final, feliz. &#145Mereció la pena&#146 se pensará en las mismas gradas que han visto con agrado de qué manera la dinámica perdedora del equipo parece haber pasado a mejor vida. Ahora, a disfrutar. Y lo cierto es que el Calderón presenció, en el estreno de Pepe Murcia en su casa, el que ha podido ser el mejor partido en lo que va de temporada.
En un partido donde la máquina 'ché' se atascó en su cadena de producción, los balones colgados derribaron el buen trabajo táctico realizado por el Zaragoza, con un Sergio García pletórico. Tras pagar al Valencia con su misma moneda, se derrumbaron ante el ataque aéreo local del último arreón a la desesperada (2-2).
El Betis conquistó su primera victoria como visitante de la presente temporada y, de paso, acabó con la racha como local de Osasuna, invicto en Pamplona desde el pasado 5 de marzo, al imponerse por 0-2 con un golazo de Luis Fernández en la primera parte y un remate en plancha del brasileño Edu al cuarto de hora de la segunda mitad, que cortó las esperanzas de reacción de los &#145rojillos&#146.
El brasileño Luis Fabiano y el malí Fredrik Kanouté, con sus goles, &#145hundieron&#146 al Villarreal, un submarino amarillo que acusó en demasía la dependencia del argentino Juan Román Riquelme, ausente en este choque. El Villarreal, una vez más, volvió a sucumbir en un campo que se le supone &#145maldito&#146 ya que de las siete veces que ha jugado, su balances es netamente negativo, con un solo empate (en segunda división en la temporada 1987-98), y seis derrotas.