La economía salió de la recesión en el primer trimestre del año y creció una décima

La demanda nacional frenó su descenso y todas las ramas productivas mejoraron su comportamiento

El informe trimestral del Banco de España correspondiente al periodo comprendido entre enero y marzo indica que la economía espanñola experimentó́ en 2009 una acusada contracción, que alcanzó su punto á́lgido en el primer trimestre; a partir de entonces se moderó́, hasta cerrar el año con un descenso del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,1 por ciento, en té́rminos de su tasa intertrimestral.

El informe indica que en los primeros meses de 2010 prosiguió́ la mejora gradual de la economí́a española, en un entorno caracterizado por la progresiva recuperación de la economía mundial, la continuació́n de los efectos de las medidas públicas de apoyo a la demanda y el aumento en la confianza de los agentes.El Banco de España indica que las estimaciones realizadas a partir de la información coyuntural disponible apuntan a que, en el primer trimestre, el PIB pasó a crecer un 0,1 por ciento, en té́rminos de su tasa intertrimestral, tras seis trimestres consecutivos de bajadas. No obstante, en términos de la tasa interanual, que mide con algún desfase la situació́n coyuntural, el producto habría descendido un 1,3 por ciento.

Por el lado del gasto, la demanda nacional atenuó́ su ritmo de descenso, hasta el −2,6 por ciento (−5 por ciento en el período de octubre-diciembre) y la demanda exterior neta redujo su aportació́n positiva, con una recuperació́n tanto de las exportaciones como de las importaciones.El organismo añade que los planes de apoyo al sector privado incidieron en la reactivació́n de algunos componentes del gasto, en particular del consumo de los hogares, aunque su impacto se ha ido reduciendo, mientras que la finalización de los proyec- tos vinculados al Fondo Estatal de Inversión Local se reflejó en un cierto retroceso de la inver- sión en construcció́n no residencial. En sintonía con este panorama, todas las ramas productivas mantuvieron un tono algo menos deprimido.