La Consellería de Traballo anuncia que controlará las contrataciones temporales

Ricardo Varela centrará su actuación en mejorar la calidad del empleo

Estas declaraciones se unen a las de Touriño, que apostó por la calidad en el empleo.
Varela confirmó que combatir la temporalidad es una de las prioridades de esta Consellería, pues considera que es preciso “mejorar la calidad del empleo en Galicia y rebajar las tasas de temporalidad”. En este sentido, advirtió de que esta filosofía requiere “de políticas de fomento de la contratación indefinida y de políticas de control de la contratación temporal que no se ajuste a derecho”.
En cuanto a esta temporalidad, reconoció que en Galicia el porcentaje es superior a la media nacional, pues esta Comunidad registra en torno al 36% de termporalidad, frente al 33% de media en España. Varela considera que se trata de “un problema común” en España y dijo que en los últimos cuatro ejercicios el promedio de los contratos que se hicieron fijos fue del 8% al año. Así, concluyó que “esto no facilita mucho que se vaya estabilizando el mercado de trabajo”.
La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) expresó su oposición a iniciativas que penalicen la temporalidad y a medidas restrictivas de la administración en el ámbito de la contratación o de la colaboración. La CEG considera que lo imperativo para aumentar el empleo y su estabilidad es la determinación de políticas encaminadas a favorecer la creación de empresas, así como otras para responder a los nuevos desafíos y para incrementar la competitividad de las firmas gallegas en los mercado exteriores.
Temporalidad-productividad
El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, avanzó las líneas maestras para “alterar el modelo económico heredado” de la Administración anterior, basado en la precariedad laboral. En la rueda de prensa posterior al Consello, aseguró que su Gobierno “dedicará todo el esfuerzo” al objetivo de “desmontar el falso tópico” de que la temporalidad es sinómimo de productividad empresarial y confirmó que “ése será el mensaje que se transmitirá a los empresarios”, puesto que pese a que Galicia presenta las cifras de precariedad más altas del Estado, se encuentra en los últimos puestos en materia de competitividad.
Touriño informó de que Varela presentó, en la reunión, un informe que apunta la “situación acuciante heredada”, ya que el 92% de los contratos realizados entre 2000 y 2004 fueron temporales.