La Comunidad vivió su mejor Semana Santa turística de los últimos años

Batió el récord de pernoctaciones con 230.786 en total, un 2,68% más que en 2010

Juan Vicente Herrera durante la inauguración de Passio.

Castilla y León ha batido el récord de pernoctaciones en Semana Santa desde el año 2000, ya que el resultado es incluso mejor que en los años previos a las crisis, como el año 2007. Las pernoctaciones generadas han sido 230.786, un 2,68 por ciento más que en la Semana Santa de 2010 y un 3,78 por ciento más que en 2007.
Son los datos que arroja el estudio estadístico de la Consejería de Cultura y Turismo en el que se ha estudiado la coyuntura turística de los hoteles y hostales, alojamientos de turismo rural del conjunto de la Comunidad Autónoma con datos relativos al número de viajeros, pernoctaciones, grado de ocupación y estancia media y su variación respecto a los años anteriores en las tres noches fundamentales de la Semana Santa (jueves, viernes y sábado santo) y las diez noches del fin de semana anterior a la Semana Santa y la Semana Santa completa.
Según los datos de la Administración autonómica, crecen en Semana Santa más las pernoctaciones de los extranjeros que las de los españoles ya que mientras los españoles han incrementado sus pernoctaciones un 1,83 por ciento, los extranjeros lo han hecho un 17,60.
Los hoteles experimentan un incremento del 5,61 por ciento en las pernoctaciones y los alojamientos de turismo rural incrementan un 8,98 por ciento. El número de viajeros ha sido de 130.980, algo inferior al año pasado (-2,33 por ciento) pero superior a la Semana Santa previa a la crisis, la de 2007, con un incremento del 2,69 por ciento respecto a ese año. Al incrementarse más las pernoctaciones que los viajeros, se ha incrementado 0,9 la estancia media que se ha situado en 1,76 días.
En lo que respecta al grado de ocupación, en los hoteles ha sido del 76,07 por ciento (han incrementado el grado de ocupación un 1,36), y en el turismo rural el grado de ocupación ha sido del 81,99 por ciento, con un incremento de 0,95.
En el caso del turismo rural, y respecto a los datos recogidos por el estudio estadístico de la Dirección General de Turismo, en el mes de marzo se ha producido un incrementode viajeros de 0,41% y un descenso de las pernoctaciones de un 9%. Resulta llamativo el incremento de viajeros extranjeros de un 20,36%, mientras que los viajeros españoles se mantienen estables con un 0,09%. En el caso de las pernoctaciones, las de los extranjeros se incrementan un 7,65% y las de los españoles descienden 9,22%.  La estancia media se sitúa en 1,86 días.