La colectividad se manifiesta en Bruselas en contra de la restricción del derecho al voto

Cerca de un centenar de personas se concentraron ante la Embajada el martes 25 de mayo

Los manifestantes portaron pancartas en contra de la restricción del derecho al voto y del voto rogado.

Cerca de un centenar de personas se concentraron el martes 25 de mayo ante la Embajada de España en Bruselas para protestar contra la reforma de la Ley Electoral que podría suprimir el voto en los comicios municipales de los residentes en el exterior y extender el voto rogado a los demás convocatorias electorales.

El acto se prolongó durante 40 minutos y los lemas más coreados por los asistentes fueron “Zapatero, no me quites el voto”, “El voto no se ruega” y “No somos españoles de segunda”.

La convocatoria de esta concentración fue realizada por la Plataforma ‘El voto no se ruega’ que está compuesta por diferentes asociaciones y españoles residentes en Bélgica. Entre las entidades que forman parte de esta plataforma están el Centre Espagnol de Formation et d’Actions Intégrées de Développement (CEFAID); el Centro Ibérico (Amberes); el Centro Pablo Iglesias (Bruselas); el CRE de Bélgica; Moreda y Llanes (Bruselas); El Progreso (Amberes); El Quijote (Malinas); la Federación de Asociaciones Socioculturales Andaluzas del Benelux-Fasab; el Movimiento Asociativo de Emigrantes Españoles en Bélgica-Maeeb; la Peña Andaluza de Vilvoorde; Radio Alma; Radio Sí, y Solidaridad Sin Fronteras Bruselas-SSF (Bruselas).

Los manifestantes quisieron entregarle al embajador una carta dirigida al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero pero como a la hora de la concentración no se encontraba en la sede española lo harán en otro momento.

En la misiva, los miembros de la Plataforma le trasladan al presidente “nuestro profundo malestar ante lo que consideramos un giro contrario a lo que ha venido siendo su política ante nosotros, los residentes en el exterior”.

Hacen referencia a la aprobación del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior y contraponen la modificación anunciada de la Ley Electoral que consideran que relega a los residentes en el exterior a ciudadanos de segunda. Además, añaden que “no entendemos que quiera que tengamos que rogar  un derecho constitucional: el derecho a voto” y “no entendemos que esta ley busque romper la unión que nos es dada por nuestra Constitución: nuestros derechos políticos”.

“Presidente -continúa la misiva- todavía está a tiempo de cumplir su promesa electoral que prometía desarrollar mecanismos para mejorar la representatividad de los ciudadanos del exterior. Ahora parece que ni siquiera se va a cumplir la promesa electoral sino que además se está trabajando en ir en una dirección contraria al espíritu de la misma”.

La carta finaliza con un ruego a Rodríguez Zapatero: “Queremos pedirle que detenga este sinsentido. Somos españoles sin adjetivos. Como cualquier otro ciudadano merecemos respeto. No queremos que se juegue con nuestros derechos políticos básicos. Estos no son opinables ni debatibles: con los derechos políticos no se juega”.