La Casa Balear de Mendoza comenzó con la entrega de los medicamentos gratuitos

Los isleños se implican en un programa de recogida de ropa para emigrantes con carencias

Los emigrantes isleños recogieron ropa para los necesitados.

El programa de medicamentos gratuitos del Govern ya se aplica en la provincia de Mendoza. Está a cargo de Mirta Copia Garau y fue recibido por sus potenciales usuarios con muchas expectativas. A mediados de junio, se hizo entrega de los reintegros a los beneficiarios iniciales, los mismos se manifestaron muy felices por esta iniciativa y agradecieron reiteradamente esta ayuda.

La Casa informó del caso de un hijo de balear, cuya esposa también es descendiente, que con su avanzada edad, tenían que costearse remedios muy caros y muchas veces para acceder a éstos debían renunciar a satisfacer otras necesidades básicas. Este programa no sólo los ayuda económicamente, también los alienta a continuar con sus tareas diarias porque se sienten escuchados en sus reclamaciones. A raíz del éxito del primer mes, en junio se sumaron otros baleares con carencias económicas para adquirir medicamentos esenciales para su mejor nivel de vida.

Por otra parte, la subcomisión de cultura de la entidad esta comenzando a realizar las tareas de recogida, revisión y reparación de ropa para entregar a baleares que necesitan abrigos o simplemente ropa. Explican que muchas son las necesidades de algunos descendientes, que no llegan a cubrir sus necesidades básicas y es la intención del Centro "acercarles una mano tendida para que ellos puedan sostenerse y no caer en la angustia".

Gladys Mestre, Mirta Quarniolo, Dorita Vazquez, Malena Ferrer, Mirta Copia, Maria Eugenia Barberá y Gladys Fernandez dieron inicio a esta obra de caridad y solidaridad con quienes más lo necesitan. "A esta hermosa aventura de ayudar seguramente se irán sumando más personas, porque son muchas las que desean colaborar con este emprendimiento", indican desde la entidad.

Mientras, como ya se ha venido realizando en años anteriores, la Fundació Balears a l'Exterior, a través de las Casa, entrega una suma de dinero a los baleares que pidieron su ayuda a través de una solicitud que se completa para tal fin. "La felicidad de los beneficiarios, el agradecimiento que expresan todos y cada uno al recibir estos subsidios, contagia de alegría", explica la entidad.

Apunta el caso de un descendiente que padece de insuficiencia renal y tiene que someterse a diálisis permanentes, además su esposa es una persona muy enferma y viven ambos con una jubilación mínima. Otro caso es un hombre de 50 años con discapacidad total que vive con sus padres de ochenta años cada uno, en una humilde vivienda.

En la Casa Balear de Mendoza también tienen tiempo para actividades lúdicas y, así, organizó una cena donde no faltaron los motivos para reir y emocionarse. Gladys Fernández dio lectura a unas palabras escritas por Antonia Manresa, socia de la casa, en honor al día y dedicadas a todos los baleares:

A lma
Milagrosa

Inolvidable
Sentimientos
Todos

Amores
Dedios

Durante la cena se compartieron historias y anécdotas de viejos tiempos donde los contextos cambiaron pero sus personajes son los mismos y no faltaron los comentarios ocurrentes hicieron que todos los presentes soltaran una carcajada.