La Autonomía registra la tasa más baja de España de mortalidad prevenible y evitable

Lo dijo Lamata en el Encuentro de Medicina Preventiva y Salud Pública

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha inaugurado en Toledo el 9º Encuentro de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública. Allí, destacó que Castilla-La Mancha es la Comunidad Autónoma con la tasa más baja de mortalidad evitable por enfermedades sensibles a prevención primaria, es decir, las muertes causadas por cáncer de pulmón, cirrosis de hígado y accidentes de vehículos de motor. La tasa es de 338,81 defunciones por 10.000 fallecidos, mientras que la media nacional se sitúa en 403,92. En su intervención, el consejero reflexionó sobre los condicionantes que han permitido en el último siglo duplicar la esperanza de vida en los países desarrollados, como España, cuando en miles de años atrás ese indicador se mantuvo muy bajo, alcanzando los 40 años en 1900.

Para Lamata, el trabajo de los especialistas en Medicina Preventiva y Salud Pública es fundamental para que esa mejora global de la salud de los ciudadanos de los países desarrollados pueda extenderse a los más desfavorecidos. La Medicina Preventiva y Salud Pública es una especialidad pluridisciplinar dirigida al fomento, elaboración y aplicación de políticas de promoción y protección de la salud y de prevención de la enfermedad, la incapacidad y la muerte prematura.