La Asociación de Mujeres Españolas en Suiza celebró su 3ª Jornada de la Mujer que trató sobre la integración

Participaron unas 80 emigrantes españolas procedentes de todo el país

Foto de familia de las participantes.
Ponencia de Cristina Büttikofer.
Ponencia de Marianne Helfer.

Coincidiendo con el mes en que se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 marzo), la Asociación de Mujeres Españolas en Suiza convocó la 3ª Jornada de la Mujer el pasado día 1 de marzo en Zurich, donde unas 80 mujeres españolas procedentes de los principales cantones suizos se dieron cita en este gran evento.

La jornada llevó por titulo ‘La utopia de la integración perfecta’. El objetivo no era otro que reflexionar y debatir sobre el desafiante y enriquecedor proceso que es el de la integración.

Itziar Marañón, actual presidenta de la Asociación, inició el acto con unas palabras de bienvenida e hizo especial hincapié en la importancia de potenciar la red de mujeres, uno de los objetivos primordiales de la Asociación. “Quiero que visibilicéis una red de circo, de las que amortiguan las caídas, que mece, impulsa y nos hace volar”, animó Itziar a las asistentes, “de aquí vamos a salir sabiendo alguna cosa nueva, conociendo a, al menos, una mujer con la que conectemos, felices, seguras. También deseando formar parte de esta red, para saltar en ella y hacer, si queremos, piruetas en el aire”.

La primera ponencia corrió a cargo de Cristina Büttikofer, jefa de Proyectos de la Oficina de Integración de la Ciudad de Zurich, quien compartió su experiencia personal como española nacida en Suiza.  Además, explicó los distintos enfoques con los que se ha tratado a los inmigrantes en Suiza: Desde la asimilación hasta la actual interculturalidad. También apuntó hacia dónde puede avanzar las políticas de integración.

A continuación tomaron el testigo Gloria Suárez, psicoterapeuta, y Ana Catalán, psicóloga, para hablar de las fases en la integración de una persona y los factores de vulnerabilidad determinantes de cada etapa. Entre los consejos para afrontar el proceso migratorio estaba el de analizar nuestra forma de responder a los problemas y el de tratar de adoptar una actitud abierta.

Durante la comida las presentes tuvieron la oportunidad de intercambiar impresiones y experiencias. Además, la socia y repostera profesional, Desireé Suárez, endulzó la jornada con un pastel de siete kilos y unas ‘pop cakes’ que ella misma confeccionó para la ocasión. 

Tras la pausa, Olivia Payo, responsable de Integración, Generaciones y Sociedad del Cantón de Zug, moderó un debate bajo el titulo ‘¡Horror, me he vuelto suiza! ¿O es algo positivo?’. Las socias Pilar Velázquez y Noelia Morán contaron su experiencia personal y cómo fue su proceso de integración en Suiza, a lo que prosiguieron otros testimonios de manera espontánea. Además, se debatió sobre si existe realmente una cultura suiza o ha sido influenciada por otras. Hubo una opinión bastante unánime en cuanto a la importancia de integrarse sin perder el ADN español, aportando así un granito de arena al enriquecimiento de la cultura del país.

Por último, Marianne Helfer, experta en Integración del Centro para la Integración de la Ciudad de Berna respondió a todas aquellas preguntas planteadas sobre la forma de ser de los suizos.

Como broche final, la Asociación hizo un pequeño cuestionario a las socias para saber cuánto sabían de Suiza y comprobar el nivel de integración. El evento duró 6 horas pero la sensación general fue muy positiva.