La actriz de origen español Dora Baret, Miembro de Honor de la Cátedra de Cultura Andaluza de La Plata

Fue también reconocida por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires

Carlos Santos Valle entrega a Dora Baret la distinción de Miembro de Honor de la Cátedra de Cultura Andaluza de la Universidad Nacional de La Plata.
Daniel Presti, Lidia Saya, Dora Baret y María Amelia Alonso, en la entrega de la distinción de Personalidad Destacada de la Cultura.

La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires distinguió a la actriz Dora Baret como Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires en un acto muy emocionante y con lleno total en sus instalaciones.
El acto se desarrolló en el Salón Dorado del Palacio Legislativo con la asistencia de Lidia Saya (diputada con mandato cumplido) y el diputado Daniel Presti de la Legislatura porteña; María Amelia Alonso, integrante de la Comuna 14 del Gobierno de la ciudad; la cónsul adjunta de España en Buenos Aires, Silvia Cosano; el secretario general de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada de España en Argentina, Juan Castellanos; el vocal por Argentina en el Consejo de Comunidades Andaluzas y presidente del Consejo Argentino para las Relaciones con Andalucía, Carlos Santos Valle y los hijos, familiares y alumnos del estudio de teatro de la destacada actriz.
Dora Baret recibió con mucha emoción la distinción de Personalidad Destacada de la Cultura que le hiciera entrega el diputado Daniel Presti, junto con Lidia Saya y María Amelia Alonso. Por su parte, Carlos Santos Valle hizo entrega del nombramiento como Miembro de Honor de la Cátedra de Cultura Andaluza de la Universidad Nacional de La Plata y del Consejo Argentino para las Relaciones con Andalucía, dado que su padre (Juan Barrera) naciera en Algodonales, pueblo de la provincia de Cádiz.
Dora Baret (Dora Carmen Barrera), hija de inmigrantes españoles (padre andaluz y madre gallega), fue ganadora de dos premios Martin Fierro y un Cóndor de Plata a la trayectoria. Se formó actoralmente con los maestros Luis Alberto Negro, Hedy Crilla, Agustín Alezzo, Juan Carlos Gené, Augusto Fernandes y Carlos Gandolfo.
Debutó en teatro a los 15 años en las obras La llama eterna, de Roberto Tálice, y La tigra, de Florencio Sánchez. En 1961 se incorporó a la Comedia Nacional. A pesar de su gran trayectoria en lo teatral, su camino se potenció con su participación en cine en Dar la cara(1960), Los gauchos judíos (1971) y Darse cuenta (1984) entre otros. En televisión trabajó en los ciclos Teatro universal, Atreverse, Teatro argentino, Alta comedia, Situación límite y Son de fierro, pero su papel más recordado fue el de Teresa Visconti, la malvada de Celeste.
El acto culminó con un vino de honor ofrecido por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, donde Dora Baret pudo dialogar con el público presente.