Inmigración y Ciudadanía reconocerá a los que trabajen por la integración

Se dará una mayor cobertura al mediador para gestionar la interculturalidad

Blasco presidió la reunión del Foro Valenciano de la Inmigración.
Este otorgamiento se materializará en la publicación en el DOCV, en la entrega de un diploma y en la habilitación un logotipo expresivo de tal reconocimiento para utilizar en sus actividades profesionales, sociales, económicas, administrativas o sociales.
Rafael Blasco realizó estas declaraciones en la reunión extraordinaria del Foro Valenciano de la Inmigración durante la que se ha consensuado el Reglamento de la Ley de las Personas Inmigrantes en la Comunidad que desarrolla las medidas previstas en la citada iniciativa legislativa. Entre ellas, se concretan los contenidos del Compromiso de Integración y del Programa Escuelas de Acogida. Una herramienta para el conocimiento de la sociedad valenciana y española que ya está en marcha. Éste ha tenido un gran éxito entre la población inmigrante, multiplicándose las solicitudes para recibirlo e impartirlo. Por el momento, ya se han ampliado a 23 las entidades que lo podrán ofrecer.
Mediador intercultural
Entre las medidas innovadoras del citado Reglamento aparece la figura del mediador intercultural que concreta la formación que requieren. De esta forma, el mediador tendrá a partir de ahora que acreditar una formación en materia de políticas activas de integración de las personas inmigrantes. Por vez primera en la Comunidad se dará una mayor cobertura legal al mediador intercultural, el cual deberá tener una formación mínima, con el fin de se gestione mejor la diversidad cultural de la sociedad valenciana” ha manifestado el conseller Blasco.
Uno de los espacios para que los mediadores desarrollen su actuación coordinadamente será en las Agencias de Mediación para la Integración y la Convivencia Social (AMICS).
Registro de Participación
El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, presidió el Consejo de Ciudadanía en el que se ha consensuado el reglamento de la Ley de Participación junto con el total de 80 miembros que como principal novedad incluye la creación de un Registro de Participación Ciudadana que permitirá a personas y entidades participar de manera activa en la elaboración de leyes y decisiones del Gobierno Valenciano. Para Blasco, la Comunidad se sitúa de nuevo a la vanguardia contemplando la posibilidad de que la sociedad valenciana colabore empleando las nuevas tecnologías en las iniciativas legislativas que vaya a poner en marcha el Consell antes de que sean tramitadas en las Cortes Valencianas.