Herrera subraya que los Premios Zarcillo están entre los más importantes del mundo

Alude al vino como símbolo de la apertura de la Autonomía al exterior

Las bodegas participantes en esta edición procedentes de 23 países y el jurado de un centenar de catadores de distintas nacionales avalan el “prestigio” internacional de estos galardones, defendió el presidente en la clausura de este acto. Además, los Zarcillo están respaldados por las principales organizaciones internacionales del mundo del vino y año tras año aumenta el número de vinos participantes, con 3.099 en 2009, añadió.
El sector agroalimentario “nos está dando enormes alegrías” en un momento de crisis económica, y aunque el vino “no es el más importante cuantitativamente, es un buen representante de la calidad” de los productos de Castilla y León, señaló. Herrera destacó también “el dinamismo y la capacidad de iniciativa” de los viticultores y bodegueros de Castilla y León, que han convertido al vino “en uno de los factores más representativos de la Comunidad”. El presidente recordó que la Comunidad dedica unas 75.000 hectáreas al viñedo, cultivadas por cerca de 18.000 viticultores, y cuenta con medio millar de bodegas, que se encuentran entre “las empresas más dinámicas” de la economía regional y contribuyen a la cada vez “mayor proyección” internacional de la Comunidad.

Herrera ha concluido que, no obstante, queda “camino por recorrer” en el mundo del vino en Castilla y León.

Una gala dirigida por el presentador Bertin Osborne ha cerrado la edición de 2009 de los Zarcillo, que ha incluido un espectáculo de magia ante un auditorio repleto en el monasterio que es sede de la Fundación Las Edades del Hombre, en plena Ribera del Duero.



Acapara los galardones

Los vinos de Castilla y León lograron siete de los 20 ‘Gran Zarcillo de Oro’, 81 de los 191 ‘Zarcillo de Oro’ y 170 de los 465 premios ‘Zarcillo de Plata’, lo que supone casi el 40% del total de unos galardones 3.099 vinos procedentes de 787 bodegas de todo el mundo (un 43,5% más que en su anterior convocatoria). Destacan los siete Gran Zarcillo de Oro de los veinte entregados. Tres riberas tintos (Abadía de San Quirce Finca Helena, Bodegas Imperiales; Cruz de Alba; y Zarzuela se alzaron con el máximo galardón del concurso, honor que comparten con otros dos blancos de la denominación Rueda (el sauvignon Cuatro Rayas y el verdejo María de Molina), con un mencía de Bierzo (Viñadecanes crianza) y, por último, con el tempranillo Torinos. En cuanto a los Zarcillo de oro' Castilla y León consiguió 81 de los 191 premios concedidos en esta categoría. De esos, la mayoría corresponden a las DO Ribera del Duero, Rueda y Toro, seguidas de la mención Vino de la Tierra, Cigales, Bierzo y las jóvenes Arlanza y Tierra de León.