Herrera defiende la utilidad y la aplicación práctica del Estatuto en la actividad política

La Diputación de Valladolid y el municipio de Fuensaldaña, Medalla de Oro

Herrera, que participó el pasado 25 de febrero en las Cortes de Castilla y León en el acto conmemorativo del XXVI Aniversario de la Autonomía, hizo un balance positivo de su cumplimiento y desarrollo y repasó algunos de los acuerdos que se han impulsado con la reciente reforma del Estatuto, como los relativos al tratamiento del Diálogo Social, la próxima aprobación del proyecto de ley de Servicios Sociales y el inicio del trabajo para implantar la renta de ciudadanía, la relación con las comunidades limítrofes y la Unión Europea. Sólo vio un menor avance en cuanto al desarrollo competencial, con transferencias aún pendientes como la de la Justicia y la gestión del Duero de lo que responsabilizó al Gobierno central.
El presidente aseguró que tiene que hacer un “balance positivo” de la experiencia autonómica de Castilla y León, que se celebra en el parlamento como forma de homenaje a la “capacidad de entendimiento” y como recuerdo de que hay que “estar a la altura” en momentos de crisis como el actual.
En este sentido, Herrera ha augurado la salida de esta situación “juntos y fortalecidos” para recordar a quienes, durante 26 años han marcado “cabal ejemplo” de cómo dar “la mejor solución para sortear momentos de dificultades”, en referencia a la unidad.
Herrera subrayó el papel que está desarrollando Castilla y León en una nueva fase de “cooperación horizontal” entre las comunidades “sin necesidad de la tutela del Estado” para alcanzar acuerdos concretos que beneficien a los ciudadanos.
Medalla de Oro
Herrera se ha referido también al municipio de Fuensaldaña y a la Diputación de Valladolid, que han recibido la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León por la cesión del Castillo de esta localidad como sede parlamentaria durante 25 años, desde el inicio de la autonomía hasta la construcción de la nueva sede en Valladolid. La Diputación de Valladolid, además, recibió el contrato como propietaria de la fortaleza que albergaron a sus ‘señorías' en estos años de autogobierno de la historia en que Castilla y León se ha fraguado como autonomía.
Por su parte, el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, lanzó un mensaje “ilusionado y de optimismo” ante la incertidumbre económica que vive el país y el mundo, y confió en el espíritu “dinámico, emprendedor y activo” de las gentes de la Comunidad Autónoma para superar esta situación de crisis global.