Florentino Alonso apoya la supresión del voto rogado para los emigrantes

El consejero de Presidencia, Florentino Alonso Piñón, no se mostró partidario del último cambio legal en el voto para los emigrantes, tras pedirle su opinión el diputado de IU, Jesús Iglesias, sobre la introducción en las elecciones para los residentes en el extranjero del sistema de voto rogado, que obliga a solicitarlo previamente por correo. El consejero de Presidencia dejó claro que no le gusta y lo calificó de “error”.
Con el sistema de voto rogado “se consiguió complicar las cosas”, opinó Alonso ante los diputados para expresar que “muchos asturianos en el exterior no pudieron ejercer” su derecho electoral, por lo que el Gobierno del Principado se plantea solicitar la modificación de esta norma estatal, porque considera que el cambio al voto rogado es “regresivo”.