Fiestas de San Juan y Domingo de Calderas en el Centro Soriano Numancia de Buenos Aires

Organizaron un comida de hermandad en los salones del Centro Zamorano de Buenos Aires

García Morales dedicó unas palabras al público asistente.
La presidenta de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas en Argentina, Julia Hernando, también asistió al evento.
Alfonso V. Álvaro presentó el vino.

Asistieron, entre otros invitados que, con su presencia colmaron el salón, Julia Hernando y Daniel Hasperue, presidenta y gerente de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de la República Argentina, respectivamente; Manuel Padorno Caldeiro, presidente de la Asociación Patriótica y Cultural Española; Florencia Calvo, presidenta del Centro Zamorano; representantes del Centro Riojano Español; Ana Simón Guerrero, prosecretaria del Centro Cultural Andalucía de Buenos Aires acompañada por su esposo, Lucas Gil Calvo, soriano de origen y vicepresidente del Centro Soriano Numancia; el ingeniero José Luis Goyenechea, directivo de Bodegas Goyenechea e integrante de la Cámara Española de Comercio de la República Argentina (CAECRA) y Herminia Valle, primera mujer que ingresara como socia al Centro Numancia.
La apertura del acto estuvo a cargo del secretario de la institución organizadora, Alfonso V. Álvaro Esteban, quien dio la bienvenida a todos los asistentes al festejo de San Juan y del Domingo de Calderas, en este año del Centenario del Centro Soriano Numancia.
Por su parte, José Luis García Morales, a su vez, dio también la bienvenida, recordando el significado de estas fiestas, tan relevantes para todos los sorianos, brindando una reseña sobre la denominación y actividades desarrolladas en cada jornada de la misma, incorporando las propias experiencias personales.
También hicieron uso de la palabra el doctor Manuel Padorno y Julia Hernando.
Araceli Jiménez, soriana de origen, nacida en el Hospital de San Saturio quien, siendo una niña emigrara, en 1959, con sus padres y hermanos a la República Argentina, leyó un emotivo poema en homenaje a sus orígenes y al pueblo de Valdemoro, donde pasara su infancia, que fuera escrito por su hermano José María. 
Posteriormente, se sirvió el almuerzo, con una exquisita paella como plato principal.
No faltaron las jotas castellanas, que llegaron con el conjunto de baile del Centro Burgalés, dirigido por la profesora Marcela Rodríguez, recibiendo el caluroso aplauso público presente. Al cabo de la actuación, Ana Simón Guerrero hizo entrega de un presente floral a Marcela Rodríguez; siendo también entregados otros ramos de flores a la señora de García Morales, a Julia Hernando, a Florencia Clavo y a otras damas presentes.
Durante el desarrollo de la fiesta fue presentado un nuevo vino de Bodegas Goyenechea, especialmente elaborado y embotellado, en una serie limitada, con motivo del Centenario del Centro Soriano de Buenos Aires. También se realizó el sorteo de diversos premios entre el público presente.