Feijóo elogia la aportación de los emigrados al desarrollo de sus lugares de acogiday al progreso de Galicia con sus remesas

Destaca la necesidad de seguir avanzando en la senda de la recuperación económica para que la Comunidad Autónoma continúe siendo una tierra de oportunidades

Núñez Feijóo saludó a los asistentes a la reunión.
Nadie quiso perder la ocasión de saludar al presidente de la Xunta.
Feijóo recibió el cariño de los participantes en la Xuntanza.
El presidente de la Xunta y el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, con el resto de autoridades presentes.
Otro momento del recorrido por las mesas.
Feijoo recibió una placa de manos de Ramiro Vieito, presidente de la Coordinadora Federal das Asociacións Galegas en Alemania.
La mesa presidencial se contagió de la alegría de los participantes.
Una panorámica de la celebración.
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, durante su intervención ante los asistentes a la Xuntanza da Emigración.

El responsable del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó en ese marco el pasado 6 de agosto la necesidad de seguir avanzando en la senda de la recuperación económica para que Galicia continúe siendo la tierra de oportunidades que es, y pueda acoger todos los proyectos de vida.

“Galicia mantiene su esencia de tierra acogedora y hospitalaria, pero en las últimas décadas vivió una etapa de prosperidad sin precedentes” dijo, al tiempo que añadió que la Comunidad tiene hoy un marco institucional democrático sólido y bien asentado, es una tierra atractiva para los inversores, facilita la creación de empresas y no deja atrás a nadie.

Durante su intervención el mandatario autonómico aprovechó igualmente para ensalzar el papel de embajadores extraordinarios que desempeñan los gallegos del exterior “quiero agradeceros que allá donde haya un gallego haya una embajada de Galicia”.

En ese sentido, el presidente de la Xunta puso de relieve el carácter excepcional de la emigración gallega, “la emigración gallega no fue nunca una emigración como las demás, siempre tuvimos algo más: la morriña” subrayó, aunque también aseguró que esta cualidad no les impidió contribuir con la nueva comunidad de acogida.

A este respecto aclaró que los gallegos del exterior contribuyeron de manera decisiva al desarrollo de América Latina, ayudaron a consolidar el crecimiento de los países europeos a los que emigraron y, al tiempo sus remesas supusieron un impulso importante para el progreso de Galicia.

Por último, Feijóo manifestó que este tipo de reuniones con las que las y los gallegos residentes en el exterior muestran y reavivan los vínculos con su tierra, tienen un valor incalculable, aunque recordó que el mejor momento para un gallego emigrado siempre es la vuelta a la casa.