Feijóo afirma en Buenos Aires que la atención a los emigrantes será una de sus prioridades

Anunció en una comida con 600 personas que mantendrá la Secretaría Xeral y que él mismo se responsabilizará de las políticas en este área

Al día siguiente viajó a Montevideo.
Así lo aseguró el pasado 13 de marzo en una rueda de prensa previa a la cena de camaradería que compartió con más de 600 afiliados y simpatizantes del PP de Argentina en los salones de la Sociedad Parroquial de Vedra para celebrar su victoria en las elecciones del 1 de marzo. “La emigración formará parte de mis prioridades como Presidente de Galicia y yo mismo seré el máximo responsable ante los presidentes de los centros en el exterior de las políticas de solidaridad y reconocimiento permanente al hecho de la emigración, que es una de las señas de identidad del pueblo gallego”, recalcó.
Luego de señalar que Galicia “no está completa sin un responsable de la Galicia exterior”, explicó que se mantendrá la Secretaría Xeral de Emigración, aunque aún no está determinado quién será la persona que estará al frente de la misma. Asimismo, adelantó que cuando asuma la titularidad de la Xunta le planteará al Gobierno de España “el reconocimiento del hecho diferencial de la emigración” en lo que respecta a la financiación de la autonomía gallega.
Explicó también que en su gobierno y por causa del momento económico, “no vamos a poder tener una consellería para la emigración pero sí una unidad con un rango directivo máximo que nos permita ocuparnos y preocuparnos de la emigración”.
Feijóo también hizo referencia a este asunto durante su estancia en Montevideo, al día siguiente, el sábado 14 de marzo. Se le consultó si la ausencia en el parlamento de Castelao Bragaña, único emigrante que ha ocupado un escaño en la Cámara autonómica, significaba que el Partido Popular le daba menos importancia a la emigración. El que será en dos semanas presidente de la Xunta afirmó que “no, para nada. Prueba de que no le da menos importancia a la emigración es lo que me decían los directivos del centro donde estamos, el Centro Orensano, que es la primera vez que un candidato a la presidencia después de ganar las elecciones viene a la emigración antes de tomar posesión”.
Trabajo de Castelao Bragaña
“Creo que el diputado Castelao Bragaña ha impregnado a todo el Grupo Parlamentario de los compromisos con la emigración, que yo hago míos y que voy a trabajar para defender los intereses legítimos de la emigración dentro de la situación económica que vive Galicia. Por lo tanto, para nada esto significa ninguna disminución de los compromisos con la emigración. Más al contrario, el paso por el Parlamento de Castelao Bragaña ha sido importante para convencer a todos de que la emigración forma parte del Gobierno gallego y el Gobierno gallego tiene que tener en cuenta la emigración en todas sus decisiones”.
Más financiación del Estado
Núñez Feijóo también señaló que negociará con el Gobierno central para que los residentes en el exterior sean tenidos en cuenta a la hora de fijar la financiación autonómica.
“La emigración gallega representa el 11 por ciento del total de nuestra población. No es posible que una comunidad autónoma tenga financiación sólo para una parte de su población, y por lo tanto yo intentaré hacerle ver al Gobierno socialista la necesidad de que se haga cargo de una parte de esa financiación. No renunciaremos a eso en ningún caso, ya que nuestros emigrantes son demandantes de derechos que deben ser respetados”, aseguró Feijóo.


Las Delegaciones de la Xunta se mantendrán pero situadas en algún centro

Con respecto al futuro de las Delegaciones de la Xunta en el exterior, cuya implementación por parte del Gobierno de Emilio Pérez Touriño fue muy criticada durante la campaña electoral, dio a entender que se trasladarán a algún centro de la colectividad, aunque no especificó cual. “Vamos a respetar la representación de Galicia en Buenos Aires, pero será menos suntuaria y más austera para ser responsables con el gasto público. No se trata de abrir grandes oficinas en los centros financieros de las ciudades, sino de abrirlas donde están las instituciones gallegas para que el dinero que se gastó de más se dedique a la asistencia sanitaria de los gallegos que residen en Argentina, que lo necesitan mucho”.
Acerca de las nueva oficina de la Xunta de Galicia que funciona a medias en Montevideo, explicó que “vamos a compaginar que la Xunta de Galicia tenga contacto permanente con la colectividad uruguaya pero que lo tenga de una forma austera y razonable en cuanto al gasto”.
Cuando se le interrogó si específicamente la de Uruguay funcionaría, no quiso responder directamente aunque indicó que “tenemos instituciones que pueden albergar esos servicios de la Xunta de Galicia, pero eso lo tenemos que hacer, insisto, rodeados del compromiso de austeridad con el que nos hemos presentado a las elecciones. Así que le digo que vamos a tener lugares donde los gallegos van a tener contacto con la Xunta de Galicia pero con austeridad y mucho control del gasto”, remarcó. Feijóo añadió en este sentido que “tenemos espacio en las instituciones y creo que esos lugares son muy apropiados para intentar mantener servicios públicos autonómicos, porque eso nos permitirá cumplir con atender a los gallegos y el principio de disminuir los costes del funcionamiento del gobierno”.
Con referencia a si se debería modificar la Ley de Galleguidad, meneó la cabeza respondiendo que “lo veremos, vamos a estudiar ese asunto”.
Por otra parte, aunque no explicó si impulsará alguna medida destinada a que el Parlamento español reconsidere la última normativa de nacionalidad para que puedan acceder a la misma la totalidad de los nietos de españoles que residen en el exterior, sí volvió a ratificar que “no puede haber discriminación para los nietos por la fecha de salida de sus abuelos de España o por la ideología que hayan tenido”. Sobre este aspecto, calificó a la Ley de Memoria Histórica como “una ley injusta que no debería regular la nacionalidad, ya que eso se debería hacer con el Código Civil español”.


Riguroso plan de austeridad y
reducción de altos cargos

Por último, afirmó que el principal problema que tiene Galicia hoy en día es la falta de empleo y la crisis económica. “Solamente aceptando este problema podremos comenzar a resolverlo”, admitió. En ese sentido, adelantó que llevará a cabo un riguroso plan de austeridad que significará la reducción de las consellerías del Gobierno gallego en un 20 por ciento. “Vamos a ser uno de los gobiernos más pequeños de Galicia pero mejor coordinado”, explicó, añadiendo que también se reducirán los altos cargos en un 40%, y el número de personal de gabinete, asesores y asistentes políticos de los conselleiros en un 30%. Otras medidas tendientes a revertir la actual situación económica que anunció serán la reducción selectiva de impuestos (a las rentas bajas, las familias numerosas y a los jóvenes menores de 35 años), y generar la confianza para que las empresas españolas y extranjeras encuentren en Galicia un lugar seguro para invertir.