ETA coloca una bomba en un chalé de un empresario en Vizcaya sin causar víctimas

También resultó dañada una caseta en la que se guardan herramientas. El patrono atacado, Juan Manuel Arana, figuraba en las listas de personas en riesgo de ser objetivo de las acciones de los terroristas y es presidente de Astilleros Murueta.
La bomba que colocaron los terroristas estaba compuesta de dos kilogramos de explosivos y el chalé atacado se encuenta a apenas cincuenta metros de la sede del Ayuntamiento de la localidad. La bomba estalló sobre la una de la madrugada y sin que hubiese ninguna llamada previa de aviso.
Repulsa
Organizaciones empresariales como la Confederación Empresarial de Vizcaya y el Círculo de Empresarios Vascos expresaron su repulsa por este nuevo atentado, al tiempo que su solidaridad con la víctima y con sus familiares. Además, destacaron el papel de los empresarios en el desarrollo económico y social del País Vasco y de sus ciudadanos.