Espectacular ‘Café Concert’ en la Asociación de la Comunidad en Montevideo

Contó con los poemas de Paco Planelles, la guitarra del maestro Ravera, las canciones de Mariano Martínez y la prosa de Miguel Vittola

El Café Concert reunió a numerosos socios en las instalaciones de la entidad.
Paco Planelles junto al maestro Ravera durante su actuación.
Mariano Martínez acompañado por Miguel Vittola.

Todo comenzó con la poesía de Paco Planelles acompañado por los acordes de la guitarra del maestro Ravera, un dúo que mantuvo a la audiencia en permanente estado de emotividad ya que los hizo viajar emocionalmente por diversos estados.
La poesía de Paco es franca, abierta y muy valenciana. Habla de sus propia vida, su emigración, su familia, sus hijos, su Burriana, su Uruguay. Cuenta, emocionado, sus alegrías, sus tristezas, su nostalgia, su agradecimiento… pero lo mas importante, lo cuenta de corazón, abre su alma, su interior. Cada emigrante, cada español e incluso, cada Uruguayo se ven identificados en esas vivencias.
La experiencia se completó con una genialidad: el acompañamiento musical de la guitarra del maestro Ravera. El concertista amigo de la Casa dejó una vez más exquisitas interpretaciones que le dieron un marco excepcional al decir poético. Ravera logró dar el tono exacto para no opacar a Planelles con su virtuosismo, sino todo lo contrario, lo realzó.
En definitiva, una propuesta brillante que esperan que se repita.
Otro momento de genialidad fue la actuación de Mariano Martínez, en una interpretación majestuosa de Nino Bravo. Tal y como señalan desde la entidad “así como en una paella se nota el amor y el cariño. En la interpretación soberbia de Mariano se notaba  mucho más que su técnica vocal la cual de por sí ya es muy buena. Mariano interpretó Un beso y una Flor, Libre, Noelia, Mi tierra, Cartas Amarillas y América.
A una magistral interpretación de Mariano, una correcta musicalización, entrañables canciones de Nino Bravo… que le podía faltar? conocer más al propio Nino Bravo, cómo se logró? con otra genialidad: contar su biografía entre canción y canción.
El actor y amigo Miguel Vittola hizo a los presentesrecorrer la vida de Nino Bravo, desde sus inicios aún antes de ser conocido como tal hasta el trágico día del accidente. Cada intervalo se convirtió así en algo más que una pausa, se convirtió en un estímulo emotivo que los acercó al gran Nino Bravo.

Final del encuentro

Un capítulo aparte fue la cena que consistió en parrillada de colita de cuadril, asado y chorizo lo cual no solo estaba excelentemente bien cocinada sino que además se pudo catalogar de “manteca”, o sea esa carne que se deshace en la boca por lo tierna. Felicitaciones a todos los que trabajaron en este aspecto.
La noche culminó en forma por demás divertida: con un karaoke. Varios cantantes frustrados mostraron sus “virtudes” haciendo que los oídos de varios rechinaran y temblaran, pero claro, lo importante era la diversión y el entretenimiento sano y entre amigos.
“Una noche redonda, espectacular, emotiva… una noche que esperamos se repita pronto… una noche para agradecer a todos lo que la hicieron posible… simplemente una noche de: ¡Café Concert! a la Valenciana… a la Uruguaya”, señalan desde la entidad.