España aceptará la entrada de trabajadores de nuevos países de la UE desde el 1 de mayo

Lo anunció el jefe del Ejecutivo en la cumbre hispano-polaca

Lo dijo en la tercera cumbre hispano-polaca en Granada ante el primer ministro polaco Kazimierz Marcinkiewicz.
El jefe del Ejecutivo español mostró su convencimiento de que la decisión será muy positiva para estos ocho países, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría, Polonia y la República Checa, y para toda la Unión Europea. “Ahora España toma esta decisión y confiamos que otros países lo hagan también. Sin duda es una buena noticia para Europa, para Polonia, para los otros países y también para nuestra economía y para el mercado laboral”, dejó claro Zapatero tras recordar que este asunto ha sido una demanda planteada “de manera insistente” por Polonia en los últimos meses.
Ante algunos temores de que se pueda producir una afluencia masiva de trabajadores del Este en el mercado laboral español, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero minimizó esta posibilidad e hizo hincapié en que la economía española está “sólida”. España y el resto de los países de la Unión Europea, tal como habían acordado antes de la última ampliación, podrían prorrogar hasta el año 2011 esta libre circulación de trabajadores respecto a los nuevos Estados miembro.


Ofrece su experiencia europea a Polonia

Zapatero resaltó las posibilidades que tiene Polonia en el ámbito económico, empresarial y de la inversión ya que este país va a recibir 60.000 millones de euros en saldo neto de los fondos europeos en el próximo período presupuestario de 2007-2013. Por ello, el presidente del Gobierno puso a disposición de las autoridades de Varsovia toda la experiencia española en la gestión de fondos europeos. “Creo que es una experiencia brillante. España ha obtenido muchos fondos europeos y los ha aprovechado muy bien”, subrayó del caso español en estos últimos 20 años. Confió en que “las empresas españolas, que tienen una gran experiencia en la gestión de fondos de infraestructuras, de transportes, medioambientales, participen en ese proceso que va a cambiar a Polonia con ese volumen tan importante de fondos”. Dijo que el clima político, personal y de relación entre los dos Gobiernos es “muy favorable” en estos momentos. “Juntos podemos hacer muchas cosas en beneficio de ambos países en el ámbito de la UE”, dijo.