El Supremo anula las candidaturas de D3M y Askatasuna por su relación con Batasuna-ETA

Las organizaciones aún pueden recurrir al Tribunal Constitucional, que tendría que pronunciarse antes de las elecciones. La decisión de anular las listas la tomaron los magistrados tras demorar sus deliberaciones un día más de lo previsto inicialmente, en total, cuatro jornadas, y por el motivo de que considera que las dos candidaturas están relacionadas con la banda terrorista ETA.
El Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, dependiente del Ministerio de Justicia, había presentado, ante la Sala del artículo 61 del Tribunal Supremo, los escritos por los que se impugnaban las candidaturas. La vía procesal elegida para la impugnación fue diferente, por cuanto D3M en una agrupación de electores, mientras que, en relación con Askatasuna, se impugnan listas de un partido político, y así lo exige la Ley Orgánica de Partidos Políticos y la jurisprudencia del Tribunal Supremo. En la impugnación de las candidaturas de D3M se fundamentaba en el hecho de que estas agrupaciones electorales son sucesión de los partidos políticos ilegalizados por su relación con ETA Batasuna, Herri Batasuna, Euskal Herritarrok, ANV y PCTV. En el caso de Askatasuna, se alegaba que es un partido dormido, reactivado por ETA-Batasuna.