El PP imputa al PSOE desvío de fondos vinculado a la trama de la agente electoral en Buenos Aires

Un ex edil de Gondomar confiesa sobornos para financiar la campaña del PP en Montevideo

Los populares, que situaron a 44 cargos socialistas y de órganos afines como fundadores de una red que en 2006 habría desviado 645.000 euros, vincularon el caso con el de María Isabel Blanco, la presunta agente electoral socialista en Buenos Aires en las municipales del 2007, cerrado “en falso” por el Parlamento, según el PP.
Los populares realizaron estas acusaciones tras acceder ahora desde el Gobierno a nueva documentación que se les negó cuando estaban en la oposición.
El senador y secretario general de Organización del PSdeG, Pablo García, al que los populares implican directamente en el caso, calificó de “infamia” la acusación y anunció una querella criminal.
Por otro lado, el jurado declaró culpables de cohecho a los dos ex concejales y el arquitecto que participaron en la trama de corrupción urbanística descubierta a principios de 2007 en el municipio de Gondomar, donde entonces gobernaba el PP.
El jurado consideró probado que los tres formaron parte del entramado para pedir 540.000 euros a tres promotores inmobiliarios a cambio de que sus proyectos urbanísticos progresasen en el Plan Xeral de Ordenación Municipal.
Uno de los declarados culpables, el ex edil de Cultura José Luis Mosquera, que no era militante del PP aunque formaba parte del grupo de gobierno, confesó que los sobornos eran para financiar la captación de votos en Montevideo y hacerse con el apoyo de los independientes si perdían la mayoría absoluta.