El Gobierno reparte 800 millones de euros entre las empresas de automoción

Los empleados de Seat en Martorell aprueban la congelación salarial

En Seat, la plantilla acordó la congelación salarial para este año para evitar despidos, pero la dirección quiere otro año más sin subidas.
El Consejo de Ministros autorizó la resolución de la convocatoria del Plan de Competitividad del Sector de la Automoción, que prevé ayudas de ochocientos millones de euros a las empresas de este sector. El ministerio de Industria, Turismo y Comercio estudió 413 proyectos empresariales de trece comunidades autónomas y decidió prestar apoyo a 156 de ellos. Del conjunto de proyectos aprobados, 19 corresponden a fabricantes de automóviles y camiones, y 137 a compañías que fabrican equipos y componentes de automoción. En la misma semana, los trabajadores de Seat en Martorell acordaron congelarse el sueldo este año, para evitar despidos, aunque la dirección considera que la medida es insuficiente y que debe ampliarse a dos años.
Consejo de Europa
Por otra parte, tras el Consejo Europeo de Primavera de Bruselas, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapetero, explicó que se pusieron en marcha 5.000 millones de euros, financiados por el presupuesto comunitario para el período 2009 y 2010, que se destinarán a proyectos energéticos. A España le corresponden 340 millones de euros para la interconexión eléctrica entre Francia y España, lo que beneficia de manera especial al aumento de la disponibilidad eléctrica y de la capacidad de electricidad para Cataluña.


Zapatero y el Nobel Krugman apuestan
por reformas estructurales en España

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el premio Nobel de Economía Paul Krugman coincidieron en la necesidad de abordar reformas estructurales en la economía española. Ambos mantuvieron una entrevista en el Palacio de la Moncloa en la que, según informaron a EFE fuentes del Gobierno, intercambiaron reflexiones sobre la situación de la crisis financiera y económica internacional, y el jefe del Ejecutivo le explicó las medidas que está adoptando el Gobierno ante ella.
El premio Nobel comentó las debilidades específicas que cree que tiene la economía española en el contexto de la crisis mundial, como la caída de la actividad en el sector de la construcción, el déficit por cuenta corriente y el excesivo endeudamiento de empresas y familias. Zapatero le reconoció que la virulencia de la crisis hizo que la forma en que afectó a la construcción no sea todo lo suave que hubiera sido deseable, y recalcó que el Gobierno está respondiendo con más inversión y obra pública, entre otras medidas.