El Gobierno regional exige a Zapatero que aclare si son ciertas o no las declaraciones de Barreda sobre la cuenca del Tajo

Señala que la "lámina permanente" de agua en los embalses de cabecera del Tajo "ya está fijada en 240 hectómetros cúbicos"

La portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, exigió al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero “que aclare si son ciertas o no las declaraciones que realizó ayer el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, sobre el proceso de elaboración del plan de la cuenca del Tajo”, ya que “el Gobierno de España es el único que tiene las competencias y sobre este tema sigue callado”.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Reverte explicó, en relación a la “lámina permanente” de agua en los embalses de cabecera, que ésta “ya está fijada en 240 hectómetros cúbicos” y señaló, en cuanto al Tajo Medio, que “es un proyecto a analizar y una opción más con el objetivo de enviar agua en España de donde sobra hacia donde falta”.

Asimismo, la portavoz del Ejecutivo murciano subrayó que “la posibilidad de revisar las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura es consecuencia de la disposición adicional primera del Plan Hidrológico Nacional, que votaron favorablemente los socialistas murcianos en el Congreso de los Diputados”.

Reverte precisó que el caudal ecológico “lo que exige son unos mínimos de calidad del agua, y si no es así a su paso por Aranjuez y Toledo, donde el agua presenta un aspecto penoso, es por la dejación del Gobierno de Castilla-La Mancha en cuanto a depuración de agua, con menos del cinco por ciento, frente al 87 por ciento de la Región de Murcia”.

“El caudal ecológico lo que significa es agua menos contaminada, más limpia”, afirmó Reverte, quien recordó al presidente de los castellano-manchegos que los ríos “no son nuestros ni de ellos, sino de todos los españoles”.

El Supremo rechaza recursos de C-LM contra trasvase

La portavoz del Ejecutivo autonómico se refirió asimismo a la reciente sentencia del Tribunal Supremo “en la que se niega una vez más la razón al Gobierno de Castilla-La Mancha, al que además se condena en costas por la reiteración en sus recursos en contra de todos los trasvases que el Gobierno de España ha autorizado a la Región de Murcia”.

A juicio de María Pedro Reverte, Barreda “pretende una vez más confundir a los ciudadanos de Castilla-La Mancha y enemistar a dos comunidades vecinas”. Asimismo, según la portavoz regional, el presidente castellano-manchego mantiene “un boicot enfermizo que hace además que nuestros agricultores no puedan estar tranquilos ante la incertidumbre sobre la disponibilidad de recursos hídricos”.

Reverte aseguró que desde el Gobierno de la Región de Murcia «estamos hartos de los continuos ataques y amenazas que Barreda profiere contra la Región de Murcia y de todas sus argucias para buscar un enemigo externo que haga que sus ciudadanos no se fijen en los problemas reales que tiene esa comunidad autónoma”.