El Gobierno ha aprobado la mitad de las solicitudes de nacionalidad que se presentaron

Solo el 8,7 por ciento de las 161.463 peticiones son de nietos de exiliados

El Gobierno ha hecho públicos los datos del primer año de vigencia de la Disposición Adicional 7ª de la Ley 52/2007 (Ley de Memoria Histórica) en el cual se han presentado un total de 161.463 solicitudes de opción a la nacionalidad española de origen al amparo de la citada Ley en las 183 oficinas consulares de España.

Del total de solicitudes presentadas, 154.327 lo fueron en las oficinas consulares de España en Latinoamérica, lo que representa el 95,5% de todas las solicitudes presentadas en el mundo.

Por tipo de solicitudes presentadas, el 87,5% del total, es decir 144.372, corresponden a los casos contemplados en el Anejo I, es decir hijos de padre o madre nacido español de origen. Un 8,7% de las solicitudes corresponden al Anejo II, nietos de quienes perdieron o tuvieron que renunciar a la nacionalidad española por motivo del exilio.

Las oficinas consulares han aprobado 81.715 solicitudes, es decir el 50,6% de todas las presentadas. Esto es debido a que en muchos casos la presentación de la solicitud requiere completar documentación, que no siempre está disponible (especialmente los certificados de nacimiento de padres y de abuelos en Latinoamérica), para poder ser aprobada.

Las oficinas consulares en Latinoamérica están dotadas de un sistema informático de cita previa para la presentación de las solicitudes y, en este primer año de vigencia de la Ley, han dado un total de 258.195 citas.

Los pasaportes expedidos a personas que hayan optado a la nacionalidad española de origen en virtud de esta Ley han sido un total de 38.855, debiendo tenerse en cuenta que no todas las personas que han optado a la nacionalidad española han necesitado un documento de viaje.

Durante este primer año de vigencia de la Ley, el seguimiento y desarrollo de la misma por las oficinas consulares de España en el extranjero ha sido satisfactorio y exento de incidentes, siendo importante para ello la dotación extraordinaria de medios personales y materiales hecha a las principales oficinas consulares de España en Latinoamérica y a la buena labor y dedicación de todo el personal de todas las oficinas consulares.