El Gobierno gallego aprueba el proyecto de la nueva Lei de Galeguidade

Feijóo destaca que la nueva norma fomenta la "unión, fusión y cooperación" de las entidades

Reunión del Consello de la Xunta del jueves 31 de enero en la que se aprobó el proyecto de la nueva Lei de Galeguidade.

El Consello de la Xunta ha aprobado en su reunión del jueves 31 de enero, el proyecto de la nueva Lei de Galeguidade. El presidente del Ejecutivo gallego destacó tras la reunión que esta norma fomenta la «unión, fusión y cooperación» de los centros gallegos en el exterior. La nueva Lei también contempla la posibilidad de que entidades en el exterior puedan actuar como agentes que faciliten la internacionalización de las empresas gallegas.

En la comparecencia posterior a la reunión del Consello de la Xunta Feijóo resaltó además que la nueva Lei «garantizará la preservación del patrimonio material e inmaterial» de la diáspora gallega y que facilitará la relación de los emigrantes y las entidades con la Administración gallega a través de las nuevas tecnologías. 

«Pensamos que el camino para la supervivencia de los centros gallegos pasa por la cooperación, por la fusión y por la unión de muchos de ellos», argumentó Feijóo. Insistió también en la necesidad de reforzar la orientación económica de algunas de estas entidades, para que puedan ser «plataformas de contacto, de lobby, de permanente proyección económica de Galicia».

El texto también refleja y fomenta el papel histórico y de presente de las mujeres en la emigración gallega, y la necesidad de su participación plena en el ámbito de la galleguidad. También hace un reconocimiento de los jóvenes, garantes de la permanencia de la llama de la galleguidad en muchos lugares del planeta y necesarios para la renovación generacional.

El presidente de la Xunta también precisó que la nueva ley nace con la emigración, “porque fue debatida y respaldada prácticamente por la totalidad de los centros y casas de Galicia en el exterior”; y para la emigración, “para que supere un texto legislativo de hace tres décadas y para que no sólo se sientan parte fundamental de la Galicia del pasado sino, también, parte importante de la Galicia del presente y vayamos preparando su rol en la Galicia del futuro”.