El Gobierno disolvió el Ayuntamiento de Marbella por la trama de corrupción

Una comisión gestora se hará cargo del municipio

Una comisión gestora se constituirá el día 19 para hacerse cargo del municipio.
El Consejo de Ministros aprobó la medida después de que el Senado y la Comisión Nacional de Administración Local dieran su visto bueno a esta “medida excepcional”, según informó la vicepresidenta primera del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega. Tres días antes, el Consejo aprobó, en una reunión extraordinaria, iniciar los trámites para la disolución del Consistorio. Una comisión gestora, que se constituirá el día 19 de abril, dirigirá el municipio hasta las elecciones de mayo de 2007. Los dirigentes provinciales de los principales partidos (PSOE, PP, IU y PA) adoptaron este acuerdo de fecha de constitución en la primera reunión que mantuvieron de forma conjunta en la Diputación malagueña. Antes, responsables de los cuatro grupos acordaron que la gestora estará compuesta por personas con carácter “eminentemente técnico” y será presidida por un independiente. Socialistas y populares contarán con seis componentes cada uno en esa comisión, mientras izquierdistas y andalucistas, con dos.
Fernández De la Vega explicó que el deseo del Ejecutivo es que este organismo dirija el municipio “con el mayor grado de consenso posible pensando en el interés general”. Asimismo, el Gobierno creó 25 plazas de fiscal para combatir la corrupción urbanística. Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, propuso presentar una proposición de ley para modificar la Ley Orgánica de Régimen Electoral para que en “circunstancias excepcionales”, como el caso del Ayuntamiento de Marbella, se puedan reducir los plazos y así poder convocar elecciones anticipadas. Sin embargo, el Ejecutivo no es partidario y un informe del Consejo de Estado se mostró en contra.


Imputado el jefe de la policía local

A las 23 personas detenidas en la trama, entre ellas la alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, la primera teniente de alcalde, Isabel García Marcos (quienes comparten celda), y el presunto &#145cerebro&#146 Juan Antonio Roca (asesor de urbanismo, también en prisión); se sumó un empresario, que fue encarcelado; y el jefe de la policía local de Marbella, Rafael del Pozo, que quedó en libertad tras pagar una fianza de 20.000 euros. Está imputado por un delito de omisión al deber de perseguir un delito, dos de encubrimiento, uno de tráfico de influencias y tres por tenencia ilícita de armas. El concejal de Tráfico, Victoriano Rodríguez, fue encarcelado, mientras que el edil de Cultura, José Jaén, quedó en libertad tras abonar una fianza de 30.000 euros.