El Ejecutivo regional lamenta el «desgobierno» del agua en España

Cree que el trasvase del Ebro habrúa permitido crear miles de puestos de trabajo

La portavoz del Gobierno regional, María Pedro Reverte, lamentó hoy el “desgobierno del agua” en España desde que la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa, en el día en el que se cumplen “seis largos años” de la derogación del trasvase del Ebro.

 

Reverte señaló, en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno, que esta fecha es “un día triste para la Región”, ya que Zapatero “se cargó el Plan Hidrológico Nacional, aprobado en el Congreso de los Diputados por los representantes de todos los españoles”.

La consejera apuntó que esta derogación se produjo “fiel al estilo que está utilizando Zapatero mediante sus decretazos”, y que en ella jugaron un papel fundamental los diputados socialistas de la Región y, en concreto, su secretario general, Pedro Saura, quien votó en contra del trasvase.

La portavoz regional explicó que, tras la derogación del trasvase del Ebro, Zapatero “no sólo no ha traído ni una sola gota de agua a la Región de Murcia, sino que precisamente por la dejación de funciones del Gobierno de España se han generado disputas entre los territorios y, lo que es más grave, se ha puesto en duda una infraestructura vital para la Región, como es el trasvase Tajo-Segura”.

María Pedro Reverte se refirió al elevado volumen de los caudales que registra el Ebro en los últimos días, que puede incluso ocasionar desbordamientos, y precisó que con el trasvase “la Región tenía concedidos 450 hectómetros cúbicos anuales”.

María Pedro Reverte denunció la “sinrazón” del Gobierno de Zapatero en la gestión del agua y resaltó que “de haberse efectuado el trasvase Ebro, se hubiesen generado miles de empleos para todo el arco mediterráneo, desde Cataluña hasta Almería, que hubiesen supuesto ahora un colchón para salir de la crisis”.

Cuenca del Segura indivisible

La portavoz expresó el desacuerdo del Gobierno regional con la intención del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, de dividir la cuenca del Segura.

María Pedro Reverte aseguró que “bajo ningún concepto asumiremos esta división que está planteando Barreda, por lo que si nos obliga a recurrir, por supuesto que lo haremos”.

Asimismo, consideró que el presidente castellano-manchego “se ha tomado en serio” el chiste que el humorista José Mota hizo en la celebración del día de su Comunidad, cuando éste le dijo a Barreda que “lo que tenía que hacer era invadir Murcia”.

A su parecer, el presidente castellano-manchego “está siempre tratando de distraer los problemas reales que tiene su región con estos temas” y recordó al jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, parafraseando la canción ‘No te quieres enterar’ que “los ríos no son de Barreda, sino de todos los españoles”.