El Consello de la Xunta da luz verde al Plan Integral de Emigración 2014-2016

Su objetivo fundamental es garantizar la necesaria atención, asistencia y protección de los gallegos en el exterior, especialmente de los más necesitados

El presidente Feijóo charla con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante la reunión del Consello en la que se aprobó el Plan de Emigración 2014-2016.

En la reunión del jueves 8 de mayo se analizó el documento que será presentado en el seno de la Comisión Delegada del Consello das Comunidades Galegas (máximo órgano de representación estable de la diáspora) en su próxima reunión que se celebrará en Santiago de Compostela los días 12 y 13 de junio.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó que el plan fue presentado en la última sesión de la Comisión Delegada del Consello de las Comunidades Gallegas, celebrada en noviembre de 2013, “obteniendo su visto bueno”; y que nace “para la emigración, para que sepan que siguen siendo una parte fundamental de Galicia”.

El Plan se marca como objetivo fundamental garantizar la necesaria atención, asistencia y protección de los ciudadanos gallegos residentes en el exterior, especialmente de aquellos en situaciones de mayor precariedad. En esta línea, Feijóo expresó el objetivo de seguir “priorizando las partidas de contenido social para esos gallegos”.

En el campo económico, hizo hincapié en que el plan aboga, además, por seguir haciendo partícipes a las comunidades gallegas en el exterior en la estrategia de internacionalización, especialmente en aquellos países donde los gallegos tuvieron mayores posibilidades de desarrollo.

Y, como tercer objetivo se refirió al fomento de los procesos de unión o fusión de las comunidades y entidades gallegas; “fusionar las entidades de carácter local y comarcal para hacer grandes entidades en los principales países de la colectividad gallega”.

Este documento marco apunta como estratégico el fomento de dichos procesos para garantizar la continuidad de las comunidades gallegas y entidades gallegas fuera de Galicia y, de manera especial, la unión de entidades gallegas que compartan el mismo espacio territorial, y el fomento de la eficacia y eficiencia en el trabajo organizativo de las comunidades y entidades gallegas en el exterior.

Sobre este último aspecto, recordó el éxito de la fusión de todos los centros de Cataluña en dos agrupaciones y el éxito de la fusión de todos los centros cubanos en un único centro; además de la fusión de dos centros en Nuremberg y de otros dos en Uruguay.

Modernización, y papel de la mujer

El Plan incentiva la evolución de las entidades gallegas, de acuerdo con la nueva Lei de Galeguidade, para la modernización en la prestación de sus servicios, orientándolos a las necesidades actuales de la diáspora. De esta manera, se garantiza un avance en las condiciones de vida de los gallegos en el exterior.

También quiere dar un importante impulso a la participación igualitaria de las mujeres en la galleguidad, cuya presencia en los órganos representativos de la diáspora está creciendo de manera significativa en los últimos años. A ese respecto, la Xunta se compromete a potenciar esa tendencia dentro de sus posibilidades, respetando la independencia de las entidades.

Patrimonio, proyección  y retorno

Uno de los aspectos a los que el Plan da mayor importancia es la protección del patrimonio histórico, cultural y documental de la galleguidad, a través de acciones concertadas con las comunidades y entidades gallegas asentadas fuera de la Galicia territorial, por cuanto la memoria viva de Galicia se asienta allí en una gran medida. Basta recordar que el himno gallego fue interpretado por vez primera en La Habana, puerto al que llegaban los barcos que inspiraron la bandera gallega, o que fueron muchos los escritores y artistas relevantes que encontraron cobijo en las comunidades gallegas en el exterior.

Otro aspecto destacado del Plan es el fortalecimiento de la proyección internacional de la economía, cultura y valores sociales del pueblo gallego en el exterior, a través de las comunidades y entidades gallegas asentadas fuera de la Galicia territorial, por cuanto la sociedad gallega cuenta con la ventaja diferencial de la destacada presencia de importantes comunidades en muchos países de primer orden que pueden ser aliados estratégicos de especial interés para la recuperación económica.

El fomento del retorno de los gallegos residentes en el exterior es otro de los pilares básicos del documento presentado en la reunión del Ejecutivo autonómico. Es un objetivo compartido por todo el Gobierno gallego establecer las mejores condiciones posibles para que la transferencia de los conocimientos y experiencias de la diáspora sea aprovechada para progreso de los propios retornados, pero también de toda la sociedad gallega.

Importancia de la juventud

Asimismo, la Xunta se fija como otro de sus objetivos en el campo de la emigración fortalecer el proceso -en el que ya se han dado pasos significativos nos últimos años- de plena integración de la juventud en la vida diaria de las comunidades gallegas del exterior y en los órganos de representación de la galleguidad, con la finalidad de garantizar el relevo generacional en las entidades gallegas en la diáspora.

El presidente de la Xunta concluyó su intervención afirmando que se trata de un plan “que prevé la emigración no solo como una cosa del pasado, sino como una cosa para poner en valor en el futuro”: con nuevas incorporaciones desde las nuevas generaciones, con nuevas fórmulas de asociacionismo y con nuevas aportaciones, facilitando la introducción de la economía gallega en sus países de destino.