El Centro Castellano y Leonés en Cantabria celebró por todo lo alto el ‘Lunes de Aguas’

Asistió el presidente de la Comunidad cántabra quien felicitó a la entidad por la defensa de sus tradiciones y su integración

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (centro), junto a Fernando Guerra (1ºi) y Miguel Ángel Palacio.
El presidente del Parlamento cántabro, Miguel Ángel Palacio, en el evento.
El presidente del Centro Castellano y Leonés, Fernando Guerra, se dirige a los asistentes.
El presidente de la Casa de Salamanca en Cantabria, Tomás Labrador.
Los socios del Centro llenaron las instalaciones.

El acto al que asistieron más de un centenar de perseonas se celebró en la sede de la asociación y en él estuvo acompañado por el presidente del Parlamento, Miguel Ángel Palacio; el presidente del Centro Castellano y Leonés, Fernando Guerra; el presidente de la Casa de Salamanca en Cantabria, Tomás Labrador, quien se encargó de llevar el hilo conducto de la jornada, y representantes del Centro Gallego en la región.

Previamente a su intervención, Miguel Ángel Revilla degustó con los cerca de 100 socios presentes el tradicional hornazo salmantino, típico de ese día, y traído ese mismo día de Salamanca y otros productos típicos castellanos como las perronillas así como de buen vino de la tierra.

Hubo buen homor, buenas anécdotoas y las palabras de gratitud y de ánimo de ambos presidentes. En su discurso, Revilla animó al Centro Castellano y Leonés a proseguir con su actividad y confió en volver el próximo año para celebrar nuevamente el 'Lunes de Aguas' al tiempo que destacó la importancia de los centros regionales para que los “emigrantes” no pierdan la vinculación con sus lugares de origen y reiteró el apoyo del Gobierno regional tanto a las Casas de Cantabria repartidas por todo el mundo como a las representaciones de otras comunidades en nuestro territorio.