El caudal de ríos y embalses preocupa

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, recordó que la primavera de este año está siento “extraordinariamente seca para lo que es habitual en Galicia”, ya que se trata de la primavera más cálida desde 1961 y el registro de lluvias es el más bajo de los últimos 50 años, sólo comparable con el de 1982. “La situación no es alarmante, pero sí preocupante”, reconoció el mandatario gallego, avanzando que por eso el Ejecutivo autonómico va a poner en marcha un programa de seguimiento de los caudales de los ríos en la bacía Galicia-Costa para ir tomando las medidas que sean oportunas en las próximas semanas y que se irán anunciando paulatinamente. Feijóo incidió en que “el abastecimiento de agua a las grandes poblaciones gallegas hoy por hoy está garantizada, pero es preciso, sin duda, disminuir la demanda”. Para eso, la Xunta diseñó un conjunto de medidas preventivas que garanticen una gestión rigurosa de los recursos disponibles con especial mención a municipios y entidades suministradoras de agua.