Blasco impulsa nueve leyes que sitúan a la Región a la vanguardia de las políticas sociales de Europa

Solidaridad y Ciudadanía cubre el vacío legislativo del Gobierno de España en estas materias

El titular de Solidaridad y Ciudadanía ha resaltado que se trata de Leyes con un gran impacto social pues en la Comunidad hay más de 880.000 personas inmigrantes y extranjeras a las cuales la Generalitat ofrece los medios necesarios para su integración. De hecho, la Comunidad cuenta con la red más descentralizada para atender a estas personas. Y en relación al Estatuto del Cooperante, hay más de 300 valencianos que se dedican de manera habitual a la cooperación y alrededor de 25.000 voluntarios que dedican parte del año a la ayuda a los países empobrecidos.
En materia de participación ciudadana, la Comunidad cuenta con la primera Ley de Participación Ciudadana que se ha aprobado en España. Una iniciativa que crea por primera vez un marco jurídico donde la ciudadanía participa en la decisión, aplicación y evaluación de las políticas públicas. Para ello, el Consell se inspiró en la Declaración Universal de los Derechos Humanos; el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos; la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, el Libro Blanco de la Gobernanza Europea y la Constitución Española.
Ley Régimen Local
También es más que evidente el impulso dado al municipalismo desde que el departamento de Blasco asumiera las competencias de cohesión territorial hace apenas unos meses. La Ley de Régimen Local, primera ley española que garantiza la financiación de los ayuntamientos, «llega en el momento justo, ya que muchos consistorios tienen graves problemas económicos por la ineficacia del Gobierno Zapatero». «Esta norma permite a los 542 municipios de la Comunidad mancomunar servicios con el fin de ahorrar recursos e incluye por primera vez un Fondo de Cooperación Municipal que contribuirá a mejorar su situación financiera».
Siguiendo con el fomento del municipalismo, Torrent, Gandía y Orihuela han pasado a formar parte del selecto grupo de poblaciones de la Comunidad que cuentan con el Régimen de Gran Ciudad. Estas leyes fomentan la participación de los ciudadanos en la gestión municipal y dotan de mayor autonomía y competencias a sus ayuntamientos.
La otra norma impulsada por el conseller Blasco es la relativa a la designación de los senadores territoriales que a partir de ahora deberán superar una prueba de valencianía antes de ser designados por Les Corts y a la vez podrán comparecer en el Parlamento autonómico bien a petición propia o de los grupos parlamentarios.