Beatriz Mato dotará de presupuestos y plazos el Plan de Competitividad de la anterior Xunta

La conselleira se reunió con los agentes sociales

Tras las reuniones con los representantes sindicales y antes de hacerlo con el presidente de la patronal gallega, Antonio Fontenla, Beatriz Mato, anunció nuevos encuentros con asociaciones y federaciones de autónomos, después de las que se fijarán otras reuniones con los líderes sindicales para caminar en la elaboración de un plan “con instrumentos y plazos”. En este sentido, Mato explicó a los portavoces sindicales que tendrá en cuenta el plan de competitividad presentados por el gobierno anterior, pero que será necesario dotarlo de un contenido presupuestario y de plazos “de los que hasta el momento carecía”.
La conselleira Beatriz Mato apeló a la concertación social para llegar a “grandes acuerdos” que permitan paliar la situación actual y poner en marcha “lo antes posible” distintas medidas encaminadas a la creación de empleo. En las tres primeras reuniones bilaterales, celebradas con los secretarios generales de las tres fuerzas sindicales mayoritarias, Xosé Manuel Sánchez, CCOO; Suso Seixo, CIG y José Antonio Gómez, UGT, Mato se comprometió a mantener un diálogo fluído con el objetivo, dijo, de que las decisiones se tomen de forma consensuada y teniendo en cuenta sus demandas. Para que eso sea posible, incidió, será necesario que exista una “lealtad mutua” para lo que brindó línea directa con todos, tras asegurar que non iba a “ocultar ningún dato por malo que fuese.”
La titual de la Consellería de Traballo aseguró tomar nota de todas las propuestas de los secretarios generales de CIG, UGT y CCOO, especialmente en lo que tiene que ver con los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), dado que en el primer trimestre del año presentaron un incremento “preocupante”, según manifestó. Beatriz Mato recordó que las cifras manejadas por su departamento, con el primer trimestre cerrado, reflejan que hasta el 31 de marzo hubo en Galicia un total de 292 Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), con cerca de 7.000 trabajadores afectados, la mayor parte correspondiente a la provincia de Pontevedra, donde los ERE solicitados fueron 161.
Además, el Consello de la Xunta aprobó la constitución de una mesa de trabajo interdepartamental que se encargará de poner en marcha un plan de choque contra la crisis. Atajar el problema de la pérdida de empleos será la prioridad de este equipo en el que estarán implicados los departamentos de Traballo e Benestar, Facenda e Economía e Industria.