Anxo Quintana pretende extender “la revolución tranquila del bienestar” a los gallegos en la diáspora

Quintana destacó el inmenso potencial de las comunidades gallegas en el exterior que debe servir para que Galicia esté presente más allá de sus fronteras.
El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, inauguró en Santiago el seminario &#145Gobernar para transformar al dependencia&#146 organizado por la Fundación Galiza Sempre con el objetivo de estrechar lazos entre Galiza y Uruguay. Quintana explicó que el nuevo Gobierno gallego pretende que el cambio político que está viviendo Galiza llegue también al otro lado del Atlántico, “queremos que nuestra revolución tranquila del bienestar llegue también a los gallegos que están fuera”, señaló. Para conseguir este objetivo, el vicepresidente explicó que es necesario sustituir la política de la beneficencia electoralista hacia emigración por la consideración de los emigrantes como “sujetos con plenos derechos sociales y económicos, a los que las administraciones deben proporcionarles unos servicios idóneos”. Quintana indicó además que se va a terminar con la consideración de los inmigrantes como “mano de obra barata” y que ahora comienza una etapa en la que disfrutarán del pleno ejercicio de sus derechos y libertades, promoviendo su completa integración en la sociedad gallega.
“La política hacia la emigración debe formar parte de una acción exterior global, coherente y respetuosa con los otros”, declaró el vicepresidente de la Xunta, que reiteró además que Galicia tiene que desarrollar una “acción exterior inteligente en el marco de nuestras competencias”.
Anxo Quintana aclaró que esto debe contribuir al fortalecimiento de la cooperación social y económica con aquellos estados con vínculos e intereses comunes, y al mismo tiempo, debe permitir a Galicia estar presente en las instituciones internacionales para la defensa de los sectores productivos y de competitividad empresarial gallegos. “Es obvio que la acción exterior inteligente precisa de la implicación de todos los departamentos de la Xunta y a los agentes de la sociedad civil que también actúan en el campo internacional”, concluyó el vicepresidente.
Trabajar en red
Quintana destacó que esta acción exterior tiene que servir para situar a Galicia “en el mundo y en el tiempo actual”, aprovechando las experiencias y singularidades gallegas, pero aprendiendo de las de los demás al mismo tiempo. “A cuyo objeto es muy importante trabajar en red con la Galicia de la diáspora, aprovechando todo el potencial que supone contar con auténticas comunidades de gallegos y gallegas en el exterior”, acrecentó Quintana.
El vicepresidente destacó que desde el Gobierno gallego se trabaja con el objetivo de devolverle a los gallegos, “a los de aquí y a los del exterior”, la confianza en la política. Quintana dijo que hay que volver a entender la política como “la capacidad de transformar la realidad en beneficio de la sociedad”.