Alrededor de 200 personas en el Club Español de la capital uruguaya

El candidato del FSA-PSOE, Javier Fernández, fue presentado en un mitin el pasado viernes 25 de marzo en el Club Español de Montevideo por el secretario general del PSOE local, como “el próximo presidente del Principado de Asturias”, tal es el optimismo que reina sobre el resultado de la próxima votación del 22 de mayo que el aplauso recogido entre los casi doscientos emigrantes allí presentes, alentó al candidato a hablar con entusiasmo a pesar del largo viaje.
José Fernández, secretario del PSOE local y la secretaria de Organización, la asturiana Vicenta González, fueron quienes arroparon a Javier Fernández en la primera fila, junto a varios militantes socialistas asturianos y sus descendientes, que tendrán derecho a votar el próximo 22 de mayo.
Tras pedir que voten en las próximas elecciones, el secretario del PSOE local dejó paso a Javier Fernández quien dijo estar sorprendido porque “he salido de Asturias, he recorrido diez mil kilómetros en avión, doce horas y media, he cogido otro avión para llegar aquí y ahora, veo y hablo con vosotros y me doy cuenta que estoy en Asturias”, cautivando a los emigrantes que se sintieron orgullosos de demostrar “las raíces, la fuerza de Asturias y esa manera que tenemos de ser nosotros mismos allá donde estemos”, subrayando que “eso de estar en Montevideo y parecer que estoy en Asturias, es el milagro de la asturianía”.
Agradeció al público que le escuchó en un recogido silencio, por recibirle y explicó que “los socialistas asturianos sabemos adonde queremos ir, pero también nunca olvidamos quienes somos y de dónde venimos. Y venimos de una tierra dura que muchas veces no fue capaz de permitir a todos los que nacieron allí que tuvieran una vida digna; y hubo algunos de vosotros, de vuestros padres, vuestros abuelos, que simplemente se vinieron a las américas a ganarse el pan, para mandar a Asturias a su familia, y fueron capaz de generar una comunidad asturiana fuera de Asturias”.
Calificó a esa comunidad como “gente trabajadora, honesta, sensata y solidaria”, remarcando que en este acto quería tener un recuerdo y memoria de esos emigrantes asturianos que “fueron los pioneros y los que hicieron posible que hoy estemos aquí juntos”.