Agustín Hernández reclama a Fomento un “compromiso real” con el AVE

El conselleiro ofrece lealtad institucional al Ministerio, que confirma retrasos

Por su parte, Blanco confirmó que habrá retrasos en la llegada a Galicia por el cambio de trazado en el tramo Lubián-Ourense.
Así lo explicó el ministro, en una entrevista, en la que dijo que “lo importante es que España tenga una buena red, el plazo no es relevante. Pero seguro que el AVE llega a Valencia en 2010. En Galicia, acabo de variar el trazado entre Lubián-Ourense y la decisión probablemente suponga un retraso sobre el ya acumulado, pero el uso de una tuneladora garantiza mayor rapidez. Queremos que el AVE vaya a la mayor velocidad posible allí donde es una prioridad. Galicia, Valencia-Alicante, Corredor del Mediterráneo y la Y vasca lo son”.
Por su parte, Hernández aseguró que el Gobierno gallego “no va a renunciar a disponer del AVE en un plazo razonable de tiempo” y confió en que “los nuevos interlocutores de Fomento, comenzando por su titular”, José Blanco, “conocen las necesidades de Galicia y han reconocido también la lentitud y la falta de empeño con la que se tramitaron las obras hasta ahora”.
El responsable de Infraestruturas gallego señaló que su prioridad es adquirir un “compromiso expreso por parte del Gobierno central” con “un calendario real de plazos de ejecución y de anualidades presupuestarias” que evidencien que “hay voluntad inequívoca de llevar a cabo estas obras en el plazo más breve de tiempo”.
Por otra parte, el Ministerio de Fomento anunció la conclusión de las obras de excavación del túnel de Vilar do Xestal del Eje Ourense-Santiago, dentro del Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, con una longitud de 1.215 metros y licitó la electrificación de la totalidad de la línea férrea Vigo-A Coruña, con un presupuesto de cerca de 90 millones.


Portugal podría retrasar la conexión a Vigo

El presidente de la Confederación de la Industria Portuguesa (CIP), Francisco Van Zeller, abogó por retrasar “al menos 10 años” el tren de alta velocidad Lisboa-Oporto, que debería enlazar con Vigo en 2013. Zeller cree más “práctico” mejorar a corto plazo la línea ferroviaria actual. El directivo de la CIP, una de las principales organizaciones empresariales lusas, declaró que la crisis económica aconseja aplazar el proyecto, que consideró costoso y de poca aportación económica para la región. Zeller sí mostró su apoyo a concluir la conexión Lisboa- Madrid, prevista para 2013.