Aguirre ofrece la libre elección de colegio mientras Gómez plantea un urbanismo sostenible

Los candidatos del PP y del PSOE a presidir la Autonomía lanzan sus propuestas

 

La presidenta de la Comunidad y candidata a la reelección por el PP en las elecciones del próximo día 22, Esperanza Aguirre, en una entrevista en Intereconomía, insistió en que mientras ella sea presidenta no va a haber copago en la Comunidad de Madrid, frente a la acusación de los socialistas, reiterando su apuesta por una sanidad “gratuita, pública y de calidad” porque ”pagar un un euro por una consulta que cuesta 100, no tiene sentido”. En cuanto al tema educativo, sobre la propuesta de eliminación de la zonificación, Esperanza Aguirre ha explicado que “con esta libertad de elegir evitamos el fraude de empadronar al niño en otro lado o de decir que es celiaco si no lo es”. Ha resaltado que “no desaparece la proximación, sino la zonificación”, y que  ”la Constitución nos da el derecho de elegir la educación de nuestros hijos y eso se desnaturaliza con la zonificación”.

La presidenta ha puesto como ejemplo el IES Ramiro de Maeztu “es un instituto que está en la calle Serrano y no todo el mundo puede vivir en la calle Serrano”, y que “son los socialistas dogmáticos los que dicen que hay que llevar al niño al lado de casa”. En el arranque de la campaña, junto al candidato a la reelección en el Ayuntamiento de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón, Aguirre manifestó que los socialistas no van a conseguir que Madrid se pare, porque “continuaremos avanzando; podemos, queremos y sabemos hacerlo”. Por su parte, Tomás Gómez, candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, ha asegurado que existe “una forma distinta de gobernar” y eso implica “hacer un urbanismo para la gente y no como negocio inmobiliario, con viviendas más accesibles y reequilibrando el territorio”.

El líder socialista ha reiterado que hay que recuperar el Consejo de Política Territorial para valorar cómo debe reordenarse la región. “Hay que decidir dónde se crece y dónde se protege. Sin olvidar que hay que ofrecer la misma calidad de servicios a todos los madrileños”, ha añadido. “Hace falta una nueva cultura basada en la sostenibilidad y el cambio climático. También hay que aclarar que puede gestionar mejor los servicios públicos sin gastar más”, ha asegurado.