44 jóvenes descendientes participan en la Escuela de Verano que organiza la Junta y la Confederación de Centros

22 de los chicos pertenecen también a la Operación Raíces de la Diputación de Zamora

Fernando Martínez Maíllo y Alfonso Fernández Mañueco en la recepción oficial en la Diputación de Zamora.

El consejero de Interior y Justicia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, así como la alcaldesa de la ciudad, Rosa Valdeón, y el presidente de la Confederación Internacional de casas regionales de Castilla y León, Luis Heras, fueron dando la bienvenida a los 44 jóvenes participantes en esta 'Escuela de liderazgo para jóvenes castellanos y leoneses Verano 2009'. De ellos 22 jóvenes pertenecen a la Operación Raíces y son descendientes de emigrantes zamoranos que viven en países latinoamericanos y que hasta el día 8 de agosto permanecerán en la ciudad para participar en cursos y excursiones por la provincia y la Comunidad. El resto de los participantes en esta escuela de verano, cuya sede este año es la Residencia Juvenil Doña Urraca de Zamora, pertenecen a las casas regionales de Palma de Mallorca, Tarragona, Madrid, Valladolid y Salamanca, y hasta el día 31 de julio participarán en distintos cursos de dinamización de grupos que recibirán de monitores de ocio y tiempo libre, con la intención de fomentar la iniciativa juvenil en el seno de las casas regionales así como de folklore de Castilla y León, en este caso a través del Consorcio de Fomento Musical y el grupo Bajo Duero. Además, a lo largo de estos días visitarán distintos lugares de la provincia, como el lago de Sanabria y los Arribes del Duero, y también León, donde contactarán con otro grupo de la Operación Raíces leonesa, y las ciudades de Salamanca y Valladolid, donde serán recibidos en la Junta de Castilla y León por el presidente Herrera .

Durante la recepción, el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, dedicó unas palabras entrañables a los jóvenes a quienes agradeció su interés y amor por la tierra de sus orígenes. Asimismo aprovechó la ocasión para explicarles las últimas medidas en materia de emigración. Así destacó la reciente aprobación de 129.000 euros para potenciar los programas Añoranza y Raíces y la puesta en marcha de 'Siente Castilla y León' que posibilita la visita a la Comunidad de descendientes de entre 40 y 60 años.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Fernando Martínez Maíllo, recordó que la institución provincial ha sido pionera en realizar programas como Añoranza y Raíces con la emigración zamorana, lo que ha producido situaciones de reencuentros y momentos muy bonitos en lo personal y lo político, según manifestó. Además se crearon becas que permitieron que muchos jóvenes hayan venido a trabajar aquí, realizando así la operación contraria de sus abuelos.

También se congratuló de que la Junta de Castilla y León haya apostado por este proyecto, especialmente con la creación de la Fundación que integra a todas las Diputaciones de la comunidad lo que supone un marco jurídico muy adecuado para trabajar con la emigración. Fernando Martínez Maíllo se refirió también a la aspiración de la Diputación zamorana para acoger el Archivo Regional y Museo de la Emigración, un proyecto que está encima de la mesa de la Junta de Castilla y León, indicó, y cuya consecución considera de justicia, teniendo en cuenta que ésta ha sido una de las provincias que más emigración sufrió en su momento. Por su parte, el consejero de Interior y Justicia también se refirió a este proyecto, que surgió en el transcurso del primer Congreso Regional de la Emigración celebrado en Zamora, "el mejor lugar, dijo, para hacer ese esfuerzo y reconocimiento, puesto que esta provincia ha hecho un gran trabajo por las personas que un día partieron de esta tierra