Noelia Tajes cautiva corazones con su proyecto ‘Miña Terra’ presentado en Delémont

La artista nacida en la ciudad suiza hija de emigrantes gallegos ofrece una mirada íntima de lo que es “ser de aquí y de allá al mismo tiempo”

Noelia Tajes
Un momento de la actuación de Noelia Tajes. Foto Aline Zandona.

Noelia Tajes, una artista que fusiona sus raíces gallegas con su vida en Suiza, ha logrado cautivar corazones y emocionar al público con su proyecto ‘Miña Terra’. Su reciente actuación en el Museo Jurásico de Arte e Historia de Delémont fue más que una presentación, fue un viaje cargado de sensibilidad, sentimientos encontrados y un mensaje profundo sobre la emigración y la identidad. La utilización de elementos como la tierra, la arcilla, el bordón y el traje regional por parte de la artista, junto con la música tradicional interpretada por el grupo Galiza Celta de Delémont, transformaron el museo en un viaje a través del tiempo, entre Galicia y Suiza, lleno de historia y sentimiento.

Noelia Tajes, la artista de origen gallego y nacida en la ciudad suiza de Delémont hace casi 38 años, es mucho más que una bailarina y coreógrafa. Es una artista cuya sensibilidad y mensaje trascienden las fronteras geográficas y culturales. Su proyecto ‘Miña Terra’ es un testimonio vivo de sus orígenes gallegos y su experiencia de crecer en Suiza, fusionando raíces y emociones en una expresión artística que conmueve y hace reflexionar.

Recientemente, Noelia presentó su obra en el Museo Jurásico de Arte e Historia de Delémont, como parte de la exposición ‘Taxi Compostelle’, añadiendo una capa especial de profundidad y emotividad al evento. Su actuación fue una experiencia cargada de sensibilidad y sentimientos encontrados, con un mensaje que resonó en cada espectador presente. Se considera 100% gallega y su conexión con Galicia es profunda, gracias al legado de sus padres y al arraigo que le han transmitido desde pequeña. Su vínculo con Galicia va más allá de las palabras, es una conexión que recorre sus venas y se refleja en su arte.

A través de ‘Miña Terra’, Noelia busca compartir su visión como hija de emigrantes, explorando qué significa la emigración entre Galicia y el Jura, y cómo se siente ser de aquí y de allá al mismo tiempo. Los veranos pasados en Galicia, rodeada de la familia, tanto de Tui, de donde procede su madre María, como de Camariñas de donde es oriundo su padre Manuel, han fortalecido su vínculo con la tierra de sus antepasados, convirtiéndola en un hogar tan válido como Suiza. Tanto Galicia como Suiza son dos pilares fundamentales en su formación como persona y como artista. Aunque no domina el gallego, lo entiende perfectamente y lo siente como una parte primordial de su identidad.

Su camino hacia la danza y la coreografía no fue fácil. Aconsejada por sus padres a priorizar una carrera convencional, Noelia sintió la llamada de la danza desde una edad temprana y su determinación y ambición la llevaron a seguir adelante. Desde sus primeros pasos en el baile contemporáneo hasta montar su propia compañía (www.Cienota.com), Noelia ha demostrado que con esfuerzo y dedicación se pueden alcanzar los sueños más grandes.

“Es increíble la lucha que hay detrás de cada emigrante que lo ha dejado todo atrás para irse a un país desconocido, sin hablar su lengua para mejorar sus vidas y las de sus familias. Mis padres son luchadores y son ambiciosos también. Esto es algo que me impactó y me transmitieron. Gracias a ser ambiciosa y luchadora, tengo mi compañía con esa visión”.

‘Miña Terra’ no solo es un espectáculo, es una ventana a la sensibilidad, la vulnerabilidad y la fuerza que se encuentran en cada ser humano. ‘Miña Terra’ es mucho más que una performance de baile, es la manifestación de un viaje personal y colectivo. A través del baile transmite preguntas filosóficas y sociales, cuestionando las fronteras, las identidades y los límites impuestos por la sociedad. Su arte es una invitación a reflexionar y a conectar con nuestras propias emociones y experiencias. Noelia busca explorar la emigración desde su perspectiva como hija de emigrantes gallegos en Suiza. Para ella, la emigración no es solo un cambio de lugar, sino una experiencia que moldea la identidad y los sentimientos de pertenencia.

“Mi propósito es ofrecer al público una mirada íntima sobre lo que significa ser de aquí y de allá al mismo tiempo, fusionando mis raíces gallegas con mi vida en Suiza. ‘Miña Terra’ es un puente entre tradición y modernidad, entre culturas y experiencias. El arte y la danza son mi manera de comunicarme y de cuestionar el mundo que nos rodea. Mi proyecto no solo es una expresión personal, sino también una invitación a reflexionar sobre temas sociales y emocionales que nos afectan a todos. Como compañía me gustaría llevar este proyecto más allá de las fronteras físicas” explicó.

La performance continuará su trayectoria con la realización de un vídeo que se presentará en el Festival de Cine ‘Los otros horizontes de La Grange: Galicia en pantalla’, al que asistirá la actriz gallega Isabel Blanco y que se llevará a cabo del 18 al 21 de abril. Este video también se añadirá a la exposición ‘Taxi Compostelle’.

Archivado en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.