Moreno pide a la Comisión Europea activar el Fondo de Solidaridad por la grave sequía de Andalucía

Reclama que el agua sea un eje estratégico y esté en la agenda política e institucional de Europa

Juanma Moreno estuvo acompañado por el secretario general de Acción Exterior, Enric Millo (2º izq.), en el encuentro con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, mantuvo el pasado 30 de enero en Bruselas un encuentro con el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Maroš Šefčovič, al que trasladó la difícil situación que Andalucía está atravesando como consecuencia de la sequía y la falta de agua. Moreno pidió a la Comisión el Fondo de Solidaridad para la sequía, ya que indicó que el cambio climático está produciendo catástrofes naturales, siendo la sequía una consecuencia de ello, lo que está generando problemas a muchas regiones de Europa, pues tiene un impacto importante en el PIB, en el empleo, el progreso y en la capacidad de convergencia con la UE.

A este respecto, explicó que la activación de este fondo se debe llevar a cabo a través de los Estados por lo que apuntó que el Gobierno de España debe jugar un papel a favor. Además, recordó que ya ha habido ejemplos como Chipre o Rumanía que han vivido situaciones de sequía extrema y donde ha habido un fondo exclusivo y finalista para políticas de emergencia en materia hidráulica.

“Hemos trasladado a la Comisión la situación que está atravesando Andalucía donde las cuencas están a un 20%, donde existe déficit de un bien tan importante como el agua y la consecuente pérdida de riqueza, empleo y progreso que la sequía está produciendo. Necesitamos el apoyo y la colaboración de la UE”, explicó.

El presidente manifestó que Andalucía alimenta a más de 500 millones de ciudadanos europeos con productos sostenibles y de máxima calidad y que el agua es esencial para poder hacerlo y seguir desarrollando su capacidad productiva, turística o industrial.

Dos puntos de PIB

Un día después, el presidente de la Junta pidió que el agua sea un eje estratégico y esté en la agenda y en el debate político e institucional de Europa, ya que incidió en la importancia que ésta tiene para Andalucía. Moreno, que mantuvo un encuentro en Bruselas con la delegación española en el Comité de las Regiones, lamentó que la falta de agua y la sequía llevará según las previsiones a la pérdida de más de dos puntos del PIB, de muchos puestos de trabajo que se podrían generar y la situación complicada de muchas empresas por las pérdidas en las cosechas.

También insistió en la importancia de conseguir más fondos para Andalucía teniendo siempre muy en cuenta a la agricultura y a la ganadería, unos sectores que lo están pasando mal y a los que se suma un reparto de la PAC que es injusto para la Comunidad, lo que está provocando una situación difícil y compleja para los agricultores y los ganaderos andaluces.

Moreno defendió ante el pleno del Comité de las Regiones el dictamen sobre Pacto Verde y Salud que recoge el papel protagonista de las autoridades locales y regionales por su cercanía a la ciudadanía y por su posición estratégica para traducir las políticas medioambientales en medidas concretas que garanticen y velen por la seguridad de la población.

Por otro lado, el Parlamento de Andalucía aprobó el pasado 7 de febrero el IV Decreto de Sequía. La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, explicó los detalles de un decreto ley que se ha dotado con 217,6 millones de euros en el que se establecen las prioridades del Ejecutivo ante la situación de sequía y las medidas a adoptar para prevenir escenarios más duros que pudieran producirse.

Unidad en el Parlamento

Precisamente en el Parlamento, el presidente de la Junta apeló el día 8 a la “valentía” de todos los grupos políticos de cara a reclamar juntos los recursos que la Comunidad necesita para corregir la infrafinanciación que viene sufriendo durante años, así como para poder hacer frente a los efectos de la sequía. Juanma Moreno les pidió que se sumen tanto a la reivindicación al Gobierno de España de un fondo transitorio que compense a las comunidades autónomas infrafinanciadas mientras se afronta la renovación del actual sistema de financiación, como a la de la activación del Fondo de Solidaridad en beneficio de Andalucía para poder seguir mitigando las consecuencias de la falta de agua, algo que compete a la Unión Europea. Así, el presidente no dudó en señalar como uno de los objetivos fundamentales del nuevo año el “reclamar toda la ayuda posible, y a quien sea, para seguir luchando contra la sequía, como hemos hecho recientemente en Bruselas con el Fondo de Solidaridad”.

Por último, el día 9, el Comité de Gestión de la Sequía de la demarcación hidrográfica de las cuencas mediterráneas andaluzas fijó el consumo máximo de 160 litros por habitante y día en la Costa del Sol, Axarquía, Málaga y Campo de Gibraltar en el marco de la ampliación de las medidas de ahorro de agua en esta zona hidrográfica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.