Miriam Sandoval pone música a las obras de los poetas gallegos emigrados a América

Utilizando el folclore, la instrumentación y los ritmos autóctonos de cada región donde los escribieron, así como los propios de Galicia

Miriam Sandoval
Actuación en Vigo de Miriam Sandoval.

El nuevo disco de la cantante hispano-argentina Miriam Sandoval, Cantigas Transhumantes, homenajea a los poetas emigrados a América. La artista presentó este nuevo trabajo el pasado 29 de septiembre en Vigo en un concierto que tuvo lugar en A Casa de Arriba y la compositora e intérprete estuvo acompañada por su banda: Juan Santomé al bajo, Jorge Guerra a la batería y Diego Martínez Guido al piano. Ella tocó la guitarra acústica.

El disco fue lanzado en todas las plataformas en julio de 2021, pero Sandoval no había tenido ocasión hasta ahora de tocarlo entero en directo en Vigo, donde vive.

Cantigas transhumantes, del que la cantante ya habló en España Exterior en marzo de 2020 mientras aún lo estaba grabando, viene a unir las dos orillas del Atlántico a través de la emigración gallega a América, algo que, de otra manera, hace también el disco A viaxe, de su compatriota Juan Carlos Cambas –este, afincado en Vilagarcía de Arousa–, del que España Exterior también se hizo eco en su día.

En el disco, Sandoval pone música a una decena de poemas gallegos emigrados a Sudamérica utilizando el folclore, la instrumentación y los ritmos autóctonos de cada región donde los escribieron, así como los propios de Galicia, plasmando la importante influencia mutua experimentada entre las culturas sudamericanas y la gallega. La selección de los textos busca dar voz a aquellos poetas que difundieron el gallego allí donde residieron, dejándonse influir por la cultura del lugar.

La cantante arrancó el concierto con ‘Ribadavia, Ribadavia’, de Francisco Luis Bernárdez –un diplomático argentino que fue cuñado de Borges y aprendió el gallego a través de su abuelo–, interpretado con ritmo de muiñeira.

Después musicó a Antón Avilés de Taramancos, el noiense que emigró a Colombia, de quien cantó el poema ‘Núa’.

La tercera canción fue un poema de Emilio Pita, titulado ‘Vidala’ e interpretado precisamente con el ritmo del noroeste argentino al que se refiere el título. Sandoval interpretó, además, otros dos poemas de Pita: ‘Canción de berce’ y ‘Candombe’, cuyo título alude también al ritmo elegido por la compositora, propio de los negros del río de la Plata. A veces se cree que solo hubo negros en Uruguay y se olvida que Argentina también los tuvo, reflexionó la cantante.

De Celso Emilio Ferreiro interpretó dos poemas. El primero, ‘Samba’, escrito por el autor en Río de Janeiro, aunque emigró a Venezuela. El segundo, ‘Eiquí será’, el primer poema en gallego que Sandoval musicó, junto a uno de Rosalía de Castro, según explicó a la audiencia.

La figura de Castelao, otro emigrante (exiliado) ilustre, sobrevoló también el concierto a través de un poema de Lorenzo Varela que lleva su nombre como título, Varela nació en altamar, en el barco en el que sus padres emigraban a Cuba, y después de la Guerra Civil se exilió en México, Argentina y Uruguay.

El disco se completa con tres canciones más. La primera, ‘Tango mindoniense’, sobre un poema de Luís González Tosar, en el que la compositora intentó unir el tango más tradicional con Astor Piazzola. La segunda, ‘De sol a neve’, a partir de un poema de Pura Vázquez, que emigró también a Venezuela. Y el último, ‘O furto’, sobre un texto de Eduardo Blanco Amor, emigrado a Argentina.

La cantante terminó el concierto con un bonus track, ‘Renacer’, uno de sus temas más emblemáticos.

Archivado en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.