Miranda se acerca a la compleja situación de los gallegos de Argentina que viven un momento crítico en la lucha contra el Covid-19

El secretario xeral da Emigración celebró una videoconferencia con representantes de ocho entidades gallegas en el país en la que también participó el delegado de la Xunta, Alejandro López Dobarro

Un momento de la videoconferencia.

El secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda, se acercó a través de una nueva videoconferencia a la compleja situación de los gallegos de Argentina, uno de los países de América, junto a Brasil y Estados Unidos, que está sufriendo con más crudeza la pandemia del coronavirus. La colectividad de esa margen del Río de la Plata está padeciendo los efectos de la escalada de contagios y fallecimientos causados por el Covid-19 en un momento en el que la curva aun no alcanzó su punto más álgido.

La evolución del virus en Argentina, que se aproxima a su estación invernal, está extendiendo la preocupación entre la población gallega, que tiene la vista puesta en los próximos meses. De ahí que tanto el titular del departamento autonómico como el delegado de la Xunta en Buenos Aires, Alejandro López Dobarro, mantengan un contacto estrecho y permanente con la colectividad del país andino. En la videoconferencia participaron representantes del Centro Arzuano Mellidense, el Centro Galicia de Buenos Aires, Cultural, Social y Deportivo, el Centro Gallego de La Plata, el Centro Lalín, Agolada y Silleda de Galicia en Buenos Aires, la Sociedad Parroquial de Vedra de Mutualidad y Cultura, el Centro Gallego de Mar del Plata, el ABC del Partido de Corcubión, y el Centro Gallego Asociación Mutual Social, Cultural y Recreativa de Rosario.

Más de 180.000 gallegos en el país andino

El Río de la Plata congrega más de 220.000 gallegos, cerca del 40% del total que vive fuera de la Comunidad. De ellos, 180.908 residen en Argentina, el país del mundo con una mayor presencia gallega, y 41.162 en Uruguay, que ocupa el cuarto lugar sólo por detrás de Brasil y Cuba.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *