Miles de personas se manifiestan en las ocho islas canarias para pedir límites al turismo de masas

También hubo concentraciones en Granada, Barcelona, Madrid, Málaga, Berlín y Londres

Una de las manifestaciones celebradas en Canarias.

Miles de personas salieron el pasado 20 de abril a las calles en las ocho islas de Canarias para pedir un cambio en el modelo turístico de masas y, por extensión, socioeconómico del Archipiélago. Las manifestaciones convocadas por colectivos ecologistas y sociales bajo el lema ‘Canarias tiene un límite’ se celebraron en todas las islas y también hubo concentraciones en diferentes ciudades españolas y europeas, como Granada, Barcelona, Madrid, Málaga, Berlín y Londres.

Los canarios en la capital de España se reunieron en la Puerta del Sol para criticar un modelo económico que “nos está expulsando de nuestra tierra”. “Hoy estamos aquí porque no podemos estar allí”, se afirmó en el manifiesto leido en el acto.

En Berlín, cerca de un centenar de personas se citaron en la Fuente de Neptuno ante una pancarta en alemán con el lema Die Kanaren am limit fur einen nachhaltigen tourismous (Canarias tiene un límite, por un turismo sostenible). Los organizadores de la concentración, bajo “la impotencia de no poder estar” en el Archipiélago y que muchos jóvenes canarios se vean obligados a salir de las Islas para labrarse- valoraron la posibilidad de dirigirse de forma directa a los turistas alemanes, uno de los mercados más importantes para la Comunidad, para explicarles cuál es el problema, que no lo malinterpreten, y dejarles claro que no van en contra de ellos, sino del modelo turístico.

Miles de personas se sumaron a la manifestación en Las Palmas de Gran Canaria por el paseo de Las Canteras, que la organización cifró en 50.000 y la Delegación del Gobierno limitó a 14.000 personas, mientras que en Santa Cruz de Tenerife otra multitud abarrotó la plaza de Weyler, 32.000 personas según la Policía Nacional que la organización llevó hasta las 80.000. Entre las pancartas se podían leer consignas como “Canarias no se vende, se ama y se defiende”, “¿dónde está el dinero del turismo?” o “moratoria turística ya”.

El motivo de las marchas fue la denuncia del agotamiento del modelo del motor económico de las Islas (35% del PIB de Canarias y cerca del 40% del empleo) y la reclamación de una moratoria, una ecotasa y la regulación de la compra de vivienda por parte de extranjeros. Un debate que se extendiende hacia los altos índices de pobreza, los bajos salarios, la escalada de los precios de los alquileres o la saturación de las carreteras y de los espacios naturales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.