Migraciones destina 1,3 millones a españoles en el exterior en situación vulnerable

La mayor cuantía, 470.000 euros, irá para residentes en Venezuela

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, a través de la Secretaría de Estado de Migraciones, repartirá más de 1,3 millones de euros entre los ciudadanos españoles en el extranjero en el marco del programa de Ayudas asistenciales extraordinarias para residentes en el exterior. El objeto del mismo es paliar la situación derivada de la carencia de recursos económicos, tanto de ellos como de los familiares que tengan a su cargo. Estas ayudas también se destinarán a sufragar los gastos extraordinarios derivados de la emigración, siempre que se acredite insuficiencia de recursos en el momento de solicitar dicha ayuda.

A la hora de realizar el reparto, la Secretaría de Estado de Migraciones ha tenido en cuenta los informes emitidos por las consejerías de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, así como una serie de parámetros analizados, como la población española residente en los diferentes países, la ejecución del programa en ejercicios anteriores o la diferente realidad socioeconómica de cada país.

De este modo, de los 1.335.000 euros que se van a destinar a estas ayudas asistenciales extraordinarias, 470.000 euros se repartirán en Venezuela; 200.000 en Argentina; 163.000 en Uruguay; 160.000 en Cuba; 130.000 en México; 46.000 en Perú; 41.000 en Marruecos; 30.000 en Brasil; 28.000 en Portugal; 19.400 en Ecuador; 19.000 en Chile; 8.000 en Italia; 6.000 en Canadá; 4.000 en Senegal; y los 10.000 euros restantes se repartirán en otros países del mundo para ciudadanos españoles.

Se consideran gastos extraordinarios los ocasionados en el país de emigración por asistencia sanitaria derivados de problemas graves de salud del emigrante o de sus familiares a cargo que precisen atención inmediata y que no pueda prestarse por los organismos de la Seguridad Social o Servicios Sociales. También los gastos originados por la asistencia jurídica en procedimientos sociolaborales, en procedimientos civiles referidos a separaciones, divorcios y reclamación de alimentos, y los civiles y penales derivados de causas de violencia de género, siempre que el solicitante de la ayuda no pueda acceder al beneficio de justicia gratuita. En ningún caso, se sufragarán procesos laborales o de Seguridad Social iniciados contra instituciones españolas.

Pueden beneficiarse de estas ayudas los españoles residentes en el exterior y los trabajadores españoles desplazados temporalmente, en situación de necesidad.

Tienen especial consideración a efectos del otorgamiento de la ayuda aquellos casos en los que se presente una situación de dependencia o se acredite ser víctima de violencia de género por cualquier medio de prueba admitido en derecho.

Las ayudas son de cuantía variable en función de las causas que generan la solicitud y de la situación económica y familiar de los interesados. La convocatoria de este programa está abierta todo el año.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.